Necrológicas
  • Rosa Oriales Hernández Vega
  • Sara Huenchor Mancilla
El 15 de noviembre de 2020 fue formalizada por manejo en estado de ebriedad

Mujer que escapó de control militar en toque de queda tenía prohibido salir de casa de noche

Por La Prensa Austral Viernes 16 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
8,827
Visitas

Jamás dimensionó que sus ruegos y súplicas a un militar se transformarían en el video más visto este jueves en redes sociales y en medios de comunicación a nivel nacional

Se trata de la conductora (24 años) que el miércoles en la noche fue fiscalizada por una patrulla de Ejército, en España al llegar a Angamos, y cuando uno de los funcionarios le solicita el salvoconducto reconoce no tenerlo. Como estaba infringiendo el toque de queda el militar le advierte: “¡vamos a llamar a Carabineros!”.

En ese momento comienzan los ruegos de la joven mujer para que se desista de hacerlo. El militar le recuerda que el toque de queda comienza a las 21 horas, “y por eso ahora se tienen que atener a las consecuencias”.

“Por faaaaaaaavor”, se le escucha decir en las imágenes grabadas por la misma patrulla. “Y si sacamos un permiso ahora”, retruca.

El efectivo del Ejército le solicita con buenas palabras que detenga el motor y que entregue las llaves del vehículo.

La joven insiste en que la dejen ir, “porque hay mucha gente que hace lo mismo”. “Ahí está el problema”, le responde el militar.

“Se lo suplico, por favor. Por qué tiene que ser así”.

Al final, cuando pareciera que acatará la orden, al decir “está bien, está bien”, en esos instantes en vez de descender del automóvil Suzuki que conducía, acelera la marcha y sale huyendo. En su escape topa a un vehículo que estaba a un costado y en la salida casi embiste a un efectivo militar.

¿Por qué
tantos ruegos?

Las imágenes “viralizadas” permitieron identificar rápidamente a la conductora, quien fue detenida el 15 de noviembre del año pasado, también en horario toque de queda y trató de atropellar a los militares que realizaban fiscalización.

En esa oportunidad la Fiscalía la formalizó por conducir en estado de ebriedad. Y al igual que el miércoles en la noche, esa vez también iba en compañía de otras amigas.

Dicho episodio ocurrió faltando cinco minutos para la una de la mañana. Funcionarios de Ejército intentaron controlar un vehículo en la esquina de Avenida Eduardo Frei y calle Rómulo Correa. “La conductora Javiera Balbontín San Francisco evadió el control, acometiendo con el vehículo contra el personal militar, quienes intimidados por la acción lograron esquivarla para evitar el atropello y se dio a la fugar del lugar”, indicó la Fiscalía durante la formalización de cargos.

Los efectivos iniciaron una persecución, hasta darle alcance en calle General del Canto frente al N°0642. Ninguna de las ocupantes tenía salvoconducto.

La conductora se de- sempeñaba en estado de ebriedad. El alcotest arrojó 0,92 gramos de alcohol por litro de sangre. Y en el Hospital Clínico rechazó practicarse la toma de muestra para la alcoholemia.

Este episodio la llevó a quedar con arresto domiciliario nocturno, por ende no podía salir de su hogar de noche.

En esta causa, el tribunal fijó audiencia de juicio simplificado para este 21 de abril, a las 8,30 horas, bajo modalidad de videoconferencia. De acuerdo al requerimiento judicial presentado por el fiscal Fernando Dobson, la conductora arriesga una pena de 540 días de presidio por el delito de manejo en estado de ebriedad; suspensión de licencia de conductor por 2 años; una multa de 10 UTM por el delito de poner en peligro la salud pública, y otros 540 días por el delito de atentado en contra de la autoridad.

Jefe castrense

El jefe de la Defensa de Magallanes, general Sergio Estévez Valencia, dijo que la labor que están llamados a cumplir es para tratar de salir lo antes posible de los efectos de la pandemia, pero con situaciones como las que protagonizó esta conductora esto no se consigue. Añadió que fue un proceder “irresponsable” y “más encima reiterativo”.

El mismo Ejército realizó la denuncia ante Carabineros en contra de la mujer que huyó del control militar.

La intendenta Jennifer Rojas también se sumó al repudio por el incidente de la conductora, señalando que es una persona que cometió dos veces el mismo delito, con una primera vez que intenta atropellar a un efectivo militar.