Necrológicas
  • Violeta María Sturiza Matic
  • Filomena Sánchez Barría
A casi cuatro meses del accidente en aguas del estrecho de Magallanes

Madre de militar desaparecido critica la falta de celeridad y precariedad de recursos en la búsqueda

Por La Prensa Austral Viernes 23 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
882
Visitas

Mariela Pozo sostiene que de haberse contado con la oportuna incorporación de tecnología, apenas desapareció su hijo, podría haber ayudado.

“A pesar de que se cumplieron los procedimientos de acuerdo a los protocolos establecidos por las diferentes ramas de las Fuerzas Armadas, no he dejado de lamentar  profundamente la falta de celeridad y la precariedad de los recursos dispuestos en la búsqueda de quien era parte de la familia militar”, critica Mariela Pozo, madre del subteniente Hugo Fuentealba Pozo,
desaparecido el pasado 27 de diciembre cuando se internó al estrecho de Magallanes a bordo de un kayak inflable, perdiéndose su rastro.

A casi cumplirse cuatro meses de su desaparición y un mes desde que Mariela Pozo regresó a su ciudad de residencia, Chillán, no olvida las búsquedas diarias y largas caminatas por las costas de Punta Arenas, especialmente el área del parque Chabunco donde fue visto por última vez con vida su hijo. Tampoco olvida el apoyo de los magallánicos que la ayudaron en la rebusca tanto en la costa continental como en la isla Tierra del Fuego.

Sin embargo, lamenta que no se haya dispuesto de mayor equipamiento para la búsqueda de su hijo Hugo Sebastián. Critica la carencia de  tecnologías subacuáticas, como podría haber sido un sonar de barrido lateral o un multihaz, para así haber obtenido un muestreo del fondo marino.

“La exclusión de la búsqueda de los restos de una persona, basándose sólo en las posibilidades de sobrevivencia en aguas con temperaturas altamente frías, concentra una máxima atención de búsqueda de tres horas, búsqueda ajena a todo el dolor de una familia que no deja de pensar a cada minuto que si los recursos y esfuerzos utilizados hubiesen sido suficientes habría sido otro el resultado y así ayudaría a dar la tranquilidad de todos quienes amamos profundamente a Hugo Sebastián”, afirmó a La Prensa Austral.

Reprocha negativa del
Ejército y la Armada

Mariela Pozo precisó que considerando esa falta de recursos tecnológicos, se le hace casi imposible entender la negativa de apoyo del Ejército, pero principalmente de la Armada para poder concretar el ofrecimiento de la Asociación de Salmoneros, que contemplaba 12 días de búsqueda con robots subacuáticos aportados por sus empresas contratistas, quienes sólo requerían por parte de la  Armada apoyo con una embarcación y con personal para la logística.

“Esa negativa me golpeó por su falta de empatía, sensibilidad, voluntad y respeto a mi calidad de madre que está haciendo lo imposible por lograr encontrar aunque sea los restos mortales de mi hijo. Pido a Dios y la vida que me den la fuerza y la capacidad de entendimiento ante las negativas que se interpusieron para aceptar el apoyo y ayuda desinteresada de particulares”, señaló Mariela Pozo.

Palabras de
general Estévez

Asimismo, la madre del desaparecido oficial del Ejército, dijo: “No me resulta sincero y menos tranquilizador el haber tenido que leer por parte del general (Sergio) Estévez (comandante en jefe de la V División) en una publicación, lo que a continuación transcribo textual: ‘si yo pudiera secar el estrecho y revisar roca por roca lo hubiera hecho’ (La Prensa Austral, 24 de marzo de 2021). Son innumerables las reuniones, las solicitudes de ayuda, los ‘por favor’, donde solicité se gestionaran buzos tácticos militares y embarcaciones. Sin embargo, no se concretó la posibilidad de obtener más recursos y apoyo adicional proveniente de otras regiones para la rebusca en el mar”.

Recordó que cuando viajó a Magallanes el 29 de diciembre del año pasado, tras el accidente de su hijo, su dolor no era menor al del día de hoy, pero tenía la esperanza y fe que contaba con todo el apoyo y disposición de la institución a la que él genuinamente llevaba en su corazón.

“Con el paso de los días sólo sentí que estaba sola con mi familia, en una búsqueda que finalmente no me cansó, no mermó mis fuerzas y hoy siento que hice todo lo que me fue posible, cada kilómetro caminado bajo el sol, la lluvia o el fuerte viento guiados por el recuerdo de mi hijo, sólo me daban las fuerzas para seguir”, recalcó.

Subsecretario de las FF.AA. no responde

La madre del desaparecido oficial Fuentealba, agregó que a medida que pasaban los días “pude constatar una falta de gestión en la búsqueda por parte de los altos mandos de la zona. Debido a esto solicité una audiencia al subsecretario de las Fuerzas Armadas Alfonso Vargas, quien la fijó para el día 11 de febrero a las 11 horas, con el cual preparé un escrito y lo remití a solicitud del propio subsecretario con el compromiso de que daría una respuesta a la brevedad, situación que hasta el día de hoy jamás se dignaron a responder”.

Además, sintió que la entrevista para la autoridad era mero cumplimiento, pero sin ninguna conexión con la tragedia y luego lamentó el trato dado a la familia, ya que muchas veces vio trastocada su dignidad, pero se aferraba a la esperanza de hallar una respuesta alentadora.

“Yo confié en el Ejército, en la familia militar, sin embargo, me doy cuenta que la única familia que conozco es la mía, ya que es en la que confío y quienes se comprometen emocionalmente en momentos difíciles, lo demás son sólo palabras sin sustento, guiadas por lo políticamente correcto o por mantener una imagen que dista de la realidad”, criticó Mariela Pozo, quien lamenta que regresara a su hogar sin poder hallar a su hijo para haber podido darle una cristiana sepultura.