Necrológicas
  • Diego Alberto Vera Velásquez
  • Violeta María Sturiza Matic
  • Mauricio Bargetto Orellana
  • Filomena Sánchez Barría
  • Nancy Galáz Espinoza
La Tiendita Americana en Avenida Colón

Una tragedia los obligó a reinventarse y ahora abrieron nuevo local en pleno centro

Por La Prensa Austral Sábado 24 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
10,568
Visitas

Isabella Otth inauguró el mes pasado esta sucursal que se suma a la tienda que tienen en calle Magallanes, pero con la diferencia de que ofrece ropa tanto para mujer como para hombre.

En el último año hemos visto y escuchado en varias ocasiones el verbo reinventarse. Y todo por la pandemia. Al tratarse de una desgracia colectiva y general, muchas personas debieron reorientar la actividad que desarrollaban y también dar un giro en 180º. De todas maneras, hacer cambios es parte de la naturaleza y hay numerosos factores que influyen y lo importante es no dejarse vencer por las circunstancias.

Algo así fue lo que le ocurrió a Isabella Otth, quien en 2016 perdió todo en un incendio que afectó a su casa. “Con mi pareja trabajábamos en el rubro gastronómico y después del siniestro, para reinventarme, se me ocurrió vender ropa por Internet, muchas amigas me ayudaron, me regalaron cosas, me moví por Facebook y fue muy entretenido para mí. En eso, una amiga de mi papá me sugirió comprar fardos, para tener más ingresos. Partimos con el primero, cuando nos mudamos a Avenida Bulnes. Y cuando consideré que me gustaba y era un negocio rentable, creamos esta tienda”, resumió la dueña de la tienda.

Ahora ya cuentan con sucursales, ya que “ésta es una casa matriz, que se mudó desde Avenida Bulnes, entre Ovejero y Piloto Pardo, donde abrimos en 2016 y hace un mes estamos funcionando en esta tienda de Avenida Colón 614. Hay otra tienda en calle Magallanes, entre Mejicana e Ignacio Carrera Pinto y otra en Natales, en Esmeralda 477”.

Pero más allá de simplemente vender ropa, La Tiendita Americana tiene un sello más amigable con el medio ambiente, pues “nos hemos dedicado a reacomodar y reutilizar toda la ropa posible, a volver a ponerla en vitrina, para que la gente pueda comprar o, si es necesario arreglarla, modificarla, también lo hacemos. Además, si es necesario llevarlo a reciclaje a chicas que son costureras o crean prendas, también les regalamos la ropa. Tenemos una compañera que tiene ventas por otras partes, las lleva a la feria; tratamos, en realidad, que nada se pierda. Aunque tratamos de trabajar siempre con ropa Premium o de primera, tenemos proceso para que la ropa no llegue a la basura, que es lo que se está evitando con tantas modas rápidas. Cuando empezamos este negocio, si bien fue por querer reinventarnos y querer generar un ingreso extra, nos dimos cuenta que si además era un buen sustento para pausar el impacto medioambiental que estaba teniendo, valía mucho la pena seguir en esto. Ahí ya lo vimos como un concepto más de reciclaje, cuidar el ambiente y los desechos que estábamos creando. Entonces, de ahí comenzamos a trabajar de una manera más concreta y estable y así salió la tienda de Natales y de calle Magallanes”, profundizó la propietaria.

Al ingresar a la sucursal de Avenida Colón, el cliente puede encontrar ropa de mujer y de hombre, a diferencia de las otras tiendas. “En calle Magallanes funciona como boutique y mandamos toda la ropa seleccionada, y acá encuentras de todo, desde maravillas hasta liquidaciones, outlet, chaquetas, ropa para hombres, también trajimos térmicos de niños para el invierno. Nos caracterizamos por ser una tienda muy completa, traemos de todo. Son todos fardos importados de ropa americana y a veces también trabajamos ropa europea”.

La Tiendita Americana y la boutique de Magallanes atienden desde las 11 a 13,30 horas y de 14,30 a 20 horas, de lunes a sábado. El equipo está conformado por ocho personas, y uno de los proyectos que esperan impulsar pronto es tener un taller para recuperar ropa que llega en malas condiciones. “Nosotros no podemos comprarles ropa a las personas, porque no nos darían una factura, pero lo que queremos hacer es recibir donativos y entregar a cambio un cupón de descuento para la tienda y hacernos cargo de esas prendas, para ver si se puede reciclar, llevarlo a un lugar que reutilice textiles o si es necesario, reinventar la prenda completamente y diseñar algo desde cero”, finalizó Isabella Otth.