Necrológicas
  • Violeta María Sturiza Matic
  • Filomena Sánchez Barría
Recorrieron 2,7 kilómetros

Nadadores del equipo Terhono cruzaron desde bahía Laredo a isla Isabel y apuntan a desafío en la Antártica

Por La Prensa Austral Viernes 7 de Mayo del 2021

Compartir esta noticia
158
Visitas

En un ambiente dominado por la pandemia del Covid-19 y todo el estrés que ello significa, dos nadadores quisieron entregar un mensaje de esperanza a través de un desafío, que los llevó a cruzar 2,7 kilómetros desde bahía Laredo hasta isla Isabel, en el estrecho de Magallanes. La travesía se realizó el martes, tras un intento fallido el lunes, producto del viento.

El valdiviano Philippe Laroze y el magallánico Alejandro Campos, ambos del equipo Terhono, cumplieron el objetivo en una hora y seis minutos, soportando en el agua una temperatura de 8 grados promedio, olas de un metro y viento de 27 nudos.

El equipo se formó en 2016 y en este tiempo han tenido varios desafíos. En Punta Delgada hasta Punta Alvarez, en Primera Angostura, ese mismo año y al siguiente, en la laguna San Rafael, donde cruzaron el río Témpano. En 2018 el lago Grey hasta isla Nunatak ida y vuelta, y en 2019 fueron a cruzar el canal Beagle, “y el año pasado vinimos para hacer una travesía en el Estrecho con la idea de celebrar los 500 años, pero por la cuarentena no se pudo”, reconoció Gabriel Campos, integrante también del equipo.

Philippe Laroze destacó que con esta travesía quisieron entregar un mensaje positivo a la comunidad, “y además, tratar de inculcar la importancia del hidrógeno verde, ya que cruzamos al lado de los molinos y creemos que puede ser en el futuro, una fuente limpia de energía para nuestro planeta”. A ello, Campos agregó que buscan “motivar a la gente a hacer cosas, ponerse una meta y lograrla, porque el deporte es lo más hermoso que le puede pasar a un ser humano”. Laroze apunta que “teníamos como slogan ‘Ganémosle juntos a esta pandemia’, porque si nosotros éramos capaces de meternos a esta agua tan fría y hacer esta travesía, tal vez las personas iban a ser capaces de superar estas dificultades. Siempre tiene un sentido, la vida es más que sólo una meta”, puntualizó.

El equipo agradeció el apoyo de Ferretería Orión, quesos Quechuco, quesos Runca, y especialmente al entrenador Mark Allen, figura mundial del
triatlón, a quien Laroze conoció en un seminario que el estadounidense realizó en Chile y que al comentarse sobre sus intenciones de cumplir desafíos en Magallanes, el famoso triatleta le dijo “eso es frío, pero interesante”.

Ahora, el equipo se concentrará en su gran desafío, un tramo de 4 kilómetros en territorio antártico, el 3 de diciembre, cuando se produzca el eclipse solar.