Necrológicas

“Tuly” Solo de Zaldívar, un ganador desde el principio

Por La Prensa Austral Domingo 16 de Mayo del 2021

Compartir esta noticia
243
Visitas

A partir de la inauguración del autódromo de Cabo Negro a comienzos de 1971, el automovilismo deportivo comenzó a tomar un protagonismo aún mayor al que ya tenía en las décadas anteriores donde se corrían las consagradas pruebas que se disputaban en los circuitos callejeros de Porvenir, Río Grande, Río Gallegos y de nuestra ciudad en el recordado circuito “Arturo Prat”.

Pero al disponer de una “casa propia” se inició una nueva etapa para este deporte en la que se fueron sumando a los ya conocidos en esos años, una nueva y buena camada de jóvenes pilotos que incrementaron y renovaron el parque motor, bajo una mejor organización, con una Asociación de Volantes de Magallanes que posteriormente se transformó en la Asociación Regional Austral de Automovilismo Deportivo (Araad), lográndose realizar competencias con estructura de campeonato y una reglamentación técnica acotada.

Es así como en febrero de 1974, junto al inicio de una nueva temporada en Cabo Negro, apareció la figura de un joven piloto que daba sus primeros pasos en el automovilismo deportivo: Arturo Solo de Zaldívar.

DOS CATEGORIAS

En esa época eran sólo dos las categorías, la tradicional Turismo Carretera 5.000 c.c., en la que participaba Solo de Zaldívar, y una serie para máquinas de menor cilindrada hasta los 2.000 c.c.

En la previa del evento ya se anunciaba la presencia de algunos importantes corredores, tal como lo señalaba “La Prensa Austral” en la ocasión, “el deporte tuerca, que cuenta en nuestra ciudad con un considerable número de adeptos, ya está tomando la ubicación que le corresponde como piloto, copiloto o simplemente hincha, para estar presente en la primera justa del año”.

“Ya han comprometido su participación ante la Asociación de Volantes, Esteban Capkovic, (Arturo) Solo de Zaldívar, Humberto Vera, Hugo Cuevas, posiblemente (Víctor) “Chiquitín” Gallegos si es que le llega el repuesto solicitado para su vehículo y también el piloto de Comodoro (Guillermo) ‘Willy’ Kank”.

SERIE 2.000 c.c.

“En la serie de hasta 2.000 c.c. participarán (Simón) Vukovic, (Javier) Barría, (Luis) Domic, (Luis) “China” Senkovic de Río Grande y (Carlo Romero) ‘Romerito’ de Ushuaia y hay muchos volantes que han prometido inscribirse en el transcurso de la semana”, señalaba la información.

También se mencionaba que a última hora se confirmaba la participación de Víctor Dimter en la T.C. además que se iban a correr a dos mangas de doce vueltas en la Turismo Carretera y dos de ocho giros en la 2.000 c.c., considerándose además premios a repartir de 2,1 millones de escudos para la Turismo Carretera y un millón para la 2.000 c.c.

“Contrariamente a lo que se pudiera pensar, indicaba en la previa nuestro diario, la pista del autódromo se encuentra en buenas condiciones, no habiéndola afectada mayormente por el temporal reciente. Vialidad, que está cooperando activamente con los volantes, seguramente dará su último recorrido”.

RETORNO DE TURINA

“Desde ya se anuncia  el retorno a las pistas de Leopoldo Turina, quien está considerado como una de las buenas ‘muñecas’ magallánicas, como también se aseguró la participación del campeón (Esteban) Capkovic y el volante porvenireño Hugo Cuevas, quien viajó a Río Grande a buscar su ‘garrafa’. Por su parte es posible que corra el volante ‘Willy’ Kant del que se sabe reservó transporte para el traslado de su vehículo”.

Finalmente el día de la carrera fueron sólo cinco los T.C. que participaron, los de Solo de Zaldívar, Capkovic, Cuevas, Honorindo Mansilla y “Betoto” Vera.

La nota de “La Prensa Austral” sobre la carrera señalaba que “desde el comienzo empezó a suceder un hecho extraordinario, no solamente Solo de Zaldívar estuvo mejor en el pique (largada) sobre Capkovic, sino que a medida que iban cumpliéndose las vueltas de la primera manga, iba aumentando su ventaja sobre el campeón de Magallanes”.

“Todos los aficionados tuvieron que rendirse a la evidencia que lo que estaba sucediendo no era producto del azar. 2’04”, 2’05” y 2’06” ese era el tiempo que establecía el joven volante en cada vuelta del coche Ford 302. La afición se dio cuenta entonces que estaba en presencia de un nuevo as del automovilismo deportivo”.

“El bisoño valor, que saltó del motocross al automovilismo, no hizo antesala en este deporte de audaces: se encumbró de ‘golpe y porrazo’ a la popularidad deportiva”.

CAPKOVIC SEGUNDO

“Capkovic, segundo en el clasificador general, en todo el transcurso de las dos mangas, hizo esfuerzos sobrehumanos para dar alcance a Solo de Zaldívar pero sólo al final, cuando faltaban dos vueltas, logró sus propósitos pero a esa altura el coche del puntero había empezado a fallar”.

“Capkovic ganó la segunda manga pero primero en la general fue Solo de Zaldívar. Tercero se ubicó Hugo ‘Parrita’ Cuevas quien corrió con serios contratiempos en toda la carrera y solamente su decisión y su corazón de deportista le hizo llegar al final. Los otros dos volantes, Mansilla y Vera, no completaron el recorrido”, relato que correspondió a la primera de muchas victorias de “Tuly” en Cabo Negro.

Por su parte, la categoría 2.000 c.c. tuvo carácter internacional en esa oportunidad ya que se añadieron a los locales Leopoldo Turina, Luis Domic, Ernesto Ríos y un juvenil Javier Barría, los destacados  pilotos de Ushuaia Carlos “Romerito” Romero, Luis Wolodim y Constante Moreno Preto.

VOLCAMIENTO

La información de nuestro diario destacaba que también tuvo dos animadores la prueba, “los que disputaron palmo a palmo la victoria: Leopoldo Turina y Carlos Romero. Solamente a ratos el resto de los participantes tuvo algún ‘vislumbrón’ pero sin inquietar en ningún momento a los punteros”.

“Turina ganó la primera vuelta, pero ‘Romerito’, en la segunda y en la zona de los túrbales, venció la resistencia del puntero. De ahí para adelante el volante argentino no solamente ganó las siete vueltas restantes de la primera manga sino que también las ocho de la segunda”.

“Turina en la última manga realizó todos los esfuerzos imaginables para dar caza al argentino, pero todos sus esfuerzos resultaron estériles”.

Finalmente concluía la nota señalando que “en la séptima vuelta de la segunda manga, el coche de Luis Domic, un Fiat 125, sufrió un vuelco espectacular, afortunadamente sin desgracias personales”, en lo que fue el debut como copiloto del recordado relator Francisco “Pirulo” Oyarzo.