Necrológicas

Entre maniobras, presiones y una inminente “voltereta”

Por Agencias Martes 8 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
47
Visitas

El medio local Globo Esporte adelantó ayer que la Selección brasileña finalmente jugará la Copa América 2021 en su país, pese a la molestia que existe en el plantel por la organización del evento.

En el seleccionado que lidera las Clasificatorias genera ruido que el campeonato se efectúe en Brasil, uno de los países más golpeados por la pandemia, sin embargo su intento de “rebelión” no ha tenido el eco necesario en los demás representativos.

“La decisión de los deportistas debe ser comunicada en conjunto con un manifiesto, con críticas a la forma en que el evento fue organizado en medio de la pandemia de Covid-19. La tendencia es que eso sólo suceda después del partido contra Paraguay (esta noche)”, apuntó Globo Esporte, adelantando que Brasil aceptará participar, no sin antes expresar su descontento.

Mientras tanto, para la Conmebol la consigna ha sido clara desde un principio: la Copa América va sí o sí, pues hay acuerdos comerciales que cumplir.

En esa cuerda, las dudas de algunos planteles, con Brasil a la cabeza, sólo han ocasionado problemas al ente rector, que busca y busca soluciones para que su evento no se caiga.

CONCENTRACION

Las maniobras están a la orden del día y una de las más potentes tuvo el inmediato respaldo de Argentina. De hecho, el país trasandino ya reconfirmó su participación.

La Afa no sólo ratificó que la “Albiceleste” irá a la Copa América. También dio cuenta del gesto que tuvo la Conmebol y que fue replicado para el resto de las selecciones del continente: el ente rector permitirá que cada equipo pueda tener su “búnker” de concentración en su propio país.

Argentina aceptó y concentrará en el predio de Ezeiza, viajando a Brasil el día antes de cada partido. Esa opción fue puesta a la mano de todos los participantes y ya se dice que Uruguay también podría aceptarla.

Chile, en cambio, optaría por permanecer en suelo brasileño, con base en Itu, localidad ubicada en el estado de Sao Paulo.

GARANTIAS

La Conmebol también ha querido acercarse a los jugadores para ratificarles su total seguridad durante el evento. Así, el sábado reciente invitó a todos los capitanes a una reunión virtual, aunque prefirieron no presentarse, todo esto en medio de las conversaciones para saber si asisten o no a la competencia.

De todas formas, el organismo ha mandatado a los presidentes de todas las Federaciones a que conversen con los planteles y les garanticen que su salud estará bajo resguardo.

Las reuniones son constantes con el fin de que todos los detalles sean resueltos y nada quede al azar ante un escenario tan delicado.

Además de Argentina, Bolivia fue otro equipo que reconfirmó públicamente que irá a la cita en Brasil.

¿Y si algún país se baja?… La Conmebol maneja un plan “B”. Según Globo Esporte, el ente presionaría para asistir con jugadores que sí estén dispuestos a disputar el certamen.

Quedan seis días para que la competición arranque y, por ahora, el evento sigue firme. Más aún si los jugadores de Brasil ratifican su “voltereta”. Al parecer, las presiones por parte de la Conmebol, la Federación Brasileña y el Presidente Jair Bolsonaro habrían surtido efecto.

ANTIDOPING

Otra muestra de que la Copa va, es el control antidoping que la Conmebol hizo en las últimas horas a un total de 279 jugadores de las 10 selecciones participantes en la Copa América.

Integrantes de la Comisión Médica y de la Unidad Antidopaje estuvieron a cargo de las tomas de muestras en los centros de entrenamiento de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

“Es importante señalar que todos los controles se realizaron en cumplimiento estricto de todos los protocolos de bioseguridad y medidas sanitarias, como la realización de test de PCR establecidos en el Protocolo de Controles Antidopaje en periodo de pandemia”, publicó la Conmebol.