Necrológicas
  • Luis Alberto Bórquez Sánchez
  • Patricia Ximena Alvarado Muñoz
  • Ramón Villarroel Gutiérrez
  • Gloria Jorquera Vda. de Bravo
  • Mateo Sarunic Telesmanic

Leve mejoría abre cierta esperanza en recuperación de mecánico accidentado

Por La Prensa Austral Jueves 15 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
1,621
Visitas

“La fe es lo único que nos mantiene en pie”, afirmó Grace Escobar Varela, pareja de Pablo Neira Zúñiga, el joven mecánico de 29 años que la tarde del jueves 8 de julio sufrió un grave accidente laboral que estuvo a punto de costarle la vida.

Era una jornada como tantas otras dentro de su rutina en el taller donde presta servicios, en calle Manuel Rodríguez Nº3674. Sin embargo, lamentablemente ocurrió un accidente cuyas causas es materia de investigación y que, por ahora, lo mantienen internado en la Uci del Hospital Clínico de Magallanes.

Lo más actual de la información entregada por los médicos a la familia es que le están disminuyendo los medicamentos. Lo empiezan a sacar del coma inducido para ver su reacción, aunque surgieron problemas con sus pulmones y ayer en la tarde estaba previsto el ingreso a pabellón para intervenirlo de un brazo.

Pablo trabajaba en la reparación mecánica de un camión cuando sufrió el accidente. Las circunstancias son motivo de la investigación, pero lo último que supo la familia es que no fue el motor lo que lo aplastó sino el pesado vehículo.

“Seguimos muy agradecidos de todas las muestras de cariño y de la cantidad de gente preocupada por su estado de salud”, remarcó Grace

Los padres de la víctima, Domingo Neira e Ivón Zúñiga, prácticamente viven hace una semana en el hospital. Quieren ser los primeros en saber las novedades del proceso de recuperación.

Pablo, el mayor de cuatro hermanos, estaba ilusionado con el título que recibiría este fin de mes, de técnico en mantención mecánica de Inacap.

“Ha ido respondiendo bien a los medicamentos y nos dicen que va mejorando y no empeorando. El coágulo de sangre disminuyó notoriamente y eso es un avance, pero sigue estando grave”, comentó su pareja.

Agradeció a la gente que ha pasado por situaciones similares y que con su experiencia de vida la alientan a seguir luchando.

“En lo personal no era muy creyente ni de ir a la iglesia, pero ahora la fe me sostiene y pienso en que solamente el Señor haga su voluntad”.

Es importante también a quienes puedan colaborar con la donación de sangre que pide el hospital. Lo pueden hacer agendando una hora al +569 39419804 o al 612-293425.