Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles

La “normalidad” se retoma en la atención de los servicios públicos

Por La Prensa Austral Jueves 22 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
145
Visitas

Sin embargo, en algunos casos se mantienen los espacios acotados yla recomendación de agendar horas.

Espacios acotados, solicitud de horas y la alternativa de efectuar diversos trámites online siguen siendo parte de lo que se observa en los distintos servicios públicos de Punta Arenas, los que han tenido la libertad de optar por sus modalidades de trabajo, no así por el protocolo sanitario que ha sido bien remarcado por la autoridad de Salud.

El recurrir a servicios virtuales ha tenido un aumento exponencial desde el inicio de la pandemia, y hoy se considera como algo que llegó para quedarse. Por eso, en el caso del municipio se ha impulsado una importante inversión para mejorar sus plataformas de comunicación, como la telefónica y la “online”, de manera que el usuario pueda recurrir a la alternativa del computador o el teléfono con una página web y una aplicación (app).

El jefe del Departamento de Informática del municipio, Diego Simunovic, adelantó que para el 31 de julio se espera la entrada en funcionamiento de la nueva plataforma telefónica municipal, que dejará atrás las limitantes de un sistema actual que no permite operadora automática, mayor cantidad de anexos ni la incorporación de nuevos elementos tecnológicos. Asimismo, para fines de agosto se prevé la puesta en marcha de la nueva página web, que incorpore no sólo información sino también accesibilidad a personas ciegas y la posibilidad de efectuar pagos de permisos de circulación, aseo, patentes comerciales y llenado de formularios. A ambas novedades se sumará una aplicación telefónica que incorporará buena parte y más de estos servicios.

Lo anterior, sin duda, será un aporte a descongestionar la demanda de trámites. Sin embargo, hay servicios en los cuales lo presencial resulta fundamental. Tal es el caso de buena parte del trabajo que desarrolla la Dirección de Tránsito con los exámenes para la obtención y renovación de las licencias de conducir, que se han venido gestionando online (a través de la solicitud de hora) pero que deben ejecutarse de forma presencial.

El alcalde Claudio Radonich ha destacado, justamente, que el cumplimiento de los protocolos sanitarios han permitido mantener el trabajo presencial en buena parte de las etapas que le ha tocado vivir a Punta Arenas, incluso en los momentos más complejos como lo fueron los periodos de cuarentena.

Sin embargo, aquello también abrió un foco de conflicto al interior del municipio, con parte del gremio de trabajadores en desacuerdo con la decisión de mantener el trabajo presencial. El propio presidente de la Asociación de Trabajadores Municipales, Jorge González, señaló ayer que la molestia pasó porque mientras todos los servicios públicos afrontaban sus jornadas de trabajo con restricciones pensadas en la protección de sus funcionarios, el personal municipal debió cumplir con su labor normal como si la emergencia sanitaria no existiera.

Retomando la “normalidad”

En los servicios públicos se ha podido observar que cada uno ha contado con la libertad de definir sus medidas en cuanto a trabajo interno y atención, no así en cuanto al protocolo que deben cumplir, lo que considera la implementación de elementos básicos conocidos por todos (mascarilla, distanciamiento, alcohol y toma de temperatura).

Por ejemplo, el Servicio de Registro Civil ha mantenido su atención presencial durante todo el periodo de pandemia, limitando la cantidad de usuarios al interior de sus dependencias. Impuestos Internos, en tanto, atendió durante varios meses con restricción de ingreso (a puertas cerradas) y hoy dispone de atención con espacios reducidos al interior de su edificio. En Tesorería la atención se desarrolla de manera normal, mientras en el Serviu se recomienda agendar hora para atención y trámites.

De esta manera, ya es posible advertir que la restricción horaria y el trabajo online ya comenzó a quedar atrás.