Necrológicas
  • Inés Pinto vda. de Vrdoljak

Talleres de Invierno: una oportunidad para reencontrarse, aprender y hacer nuevas amistades

Por La Prensa Austral Jueves 22 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
132
Visitas

Organizados por la Unidad de Infancia del municipio

Quince actividades se desarrollan en el Centro Cultural, el Teatro Municipal, además de una iniciativa de vermicompostaje y otros talleres a través de plataformas virtuales

Está claro que la pandemia se mantiene en Punta Arenas, por más que los índices estén en sus niveles mínimos. Por eso, la capital regional está en Fase 4 del plan Paso a Paso, lo que otorga más libertades y pese a las aprensiones lógicas, son los niños los que más han disfrutado de esta posibilidad que se les presenta. Ahora pueden juntarse, jugar, conversar, lejos de las pantallas que tanto les cansaban la vista.

Y coincidiendo con el cambio de fase, comenzaron a desarrollarse esta semana, los Talleres de Invierno, iniciativa de la Unidad de Infancia del municipio. En total, son quince iniciativas para estudiantes desde los 3 a los 17 años, Los más chiquititos tienen actividades por plataformas virtuales, pero ya desde los 7 años, pueden participar en forma presencial. En total, ya los talleres alcanzan a reunir a unos 200 escolares.

En el Teatro Municipal se desarrollan Expresión Corporal SUSPEND-T; Crea tu dragón, Dragón en su tesoro, ambos de artes manuales; y Juego teatral. En tanto, en el Centro Cultural Municipal se imparten Introducción al dibujo manga y anime; Baile coreográfico y finalmente, Ilustración y diseño de personajes mitológicos y de fantasía. Además, hay dos talleres de vermicompostaje y manejo de residuos, que se realizan en Covadonga 063.

Los que se mantienen en la virtualidad son Expresión corporal Recreactiva; Introducción a la creación de personajes anime; Baile coreográfico; Taller científico Steam y dos talleres de Yoga para infancia.

Teatro como expresión

En el tercer piso del Teatro Municipal, bajo la dirección de Andrea Pereda, Juego Teatral ha permitido que los niños y niñas puedan expresarse a través de su cuerpo, jugando principalmente y, sobre todo, compartiendo.

Franco Godoy, de la Escuela La Milagrosa contó que “me gusta participar con gente, echaba de menos juntarme con gente, no es lo mismo que en computador”, mientras que Vanesa plaza, de la Escuela Patagonia, destacó que “me gusta mucho actuar e interactuar con otros compañeros, porque llevo mucho tiempo sin ver a la gente en persona. Nunca había hecho teatro. Estábamos haciendo juegos para recordar los nombres de los compañeros, de donde son y también juegos de saltar para conocernos”.

Para Victoria Paredes, de la Escuela Juan Williams, quien ya estaba en una clase de patinaje, comentó que “me gusta interactuar con compañeros, es diferente a estar en pantalla, eso es muy aburrido. Estamos aprendiendo a conocernos para después actuar y saber la vida de uno”.

Victoria Gárate, del Liceo Experimental Umag, expresó que “me pareció bien, porque más que teatro era para tener confianza y eso te va a servir después para muchas cosas. Voy en un curso de karate presencial, pero me preocupan las demás personas, yo de grande quiero ser Presidenta y espero que todo termine muy bien”, reveló.

En tantop, Amanda Basaez, del Liceo María Auxiliadora indicó que “aprendimos a interactuar con los compañeros. Me gustó el grupo, no conocía a nadie”.

Para Allison Villarroel, del Green Hill College, “Ya hice teatro, en línea, por cámara, , pero esto es mejor que estar en un computador viendo como una hora la misma pantalla, cansa la vista. Muy diferente, me gustó mucho venir”.

Mía Barrera, del Liceo María Auxiliadora, en esa misma línea, sostuvo que fue “entretenido, estábamos jugando para aprender los nombres, si tienes vergüenza, salir nomás. No había hecho teatro antes, me gustaría. Me pareció bien compartir con gente nueva”. A su vez, Valeria rincón, de la Escuela Patagonia, también participa por primera vez en teatro. “Me pareció entretenido, me gustó que pude interactuar con mis compañeros, jugar, salir de mi casa”.

Alison Zúñiga, del Liceo María Auxiliadora añadió que “fue divertido, porque no he ido a muchas cosas presenciales y ahora sí, porque mi hermano encontró estos talleres y me inscribí acá. Me pareció interesante y me gustó, porque es presencial, estar con más compañeros y hacer más amigos, todo lo que es en Meet y Zoom es aburrido”. Igualmente, Helena Pacheco, de la Escuela Villa Las Nieves, sostuvo que “me gustó participar, fue divertido, además puedes hacer amigos. Me gusta el teatro, no había participado antes, y me gustaría estar en una obra”.

Finalmente, Antonella Alvarado, de la Escuela Padre Hurtado, reconoció que “me gusta este teatro de jugar, además voy a karate, hice una nueva amiga, la Alison, que pasó hace ratito. No me afectó mucho el encierro, pero sí pedían muchas cosas, como tareas”.

Anime como expresión

El anime y el manga es un formato de dibujo japonés que encanta a los adolescentes. Por eso, en el Centro Cultural tuvieron que habilitar dos salas para poder recibir a los participantes, cuyas edades van de los 14 a los 17. Camila Cárcamo está a cargo y para motivar más a los inscritos, acude disfrazada con su personaje de Miku Hatsune, quien explicó que “es un primer acercamiento al dibujo en el manga y anime, basándonos en hacer personajes propios para que en un futuro, los chicos puedan hacer sus propias historias, porque la base de toda buena historia de anime es su personaje. En base a los mangakas, los profesionales del manga y que hacen los cómics, obtenemos la base de su trabajo. Los chicos aprenden anatomía, a entintar, porque los japoneses trabajan en blanco y negro, por tradición y también están aprendiendo historia y cultura japonesa”.

Obviamente, este taller fue uno de los primeros que quedó sin cupos (20 presenciales mientras que en otros están online, totalizando 50). Doménica García es una de las inscritas. Estudia en el Liceo María Auxiliadora, en primero medio. “Me gusta, porque estoy introducida en el mundo del manga y el anime, y como me gusta dibujar, estoy en mi zona de confort. Dibujo desde hace tiempo, puedo decir que desde tercero básico”. La estudiante además, resaltó la posibilidad de participar en una actividad de forma presencial, por más que el dibujo sea una actividad individual: “Ciertamente ,e alivia y divierte salir de casa, de la rutina y hacer algo distinto. Online no creo que hubiese sido lo mismo, sería como las clases y algo aburrido”, reconoció García.