Necrológicas
  • Luis Alberto Bórquez Sánchez
  • Patricia Ximena Alvarado Muñoz
  • Ramón Villarroel Gutiérrez
  • Gloria Jorquera Vda. de Bravo
  • Mateo Sarunic Telesmanic

Jenniffer Rojas: “Sichel y Boric han sabido leer el momento histórico que vive el país”

Por La Prensa Austral Domingo 25 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
116
Visitas

– Al analizar las recientes elecciones primarias sostuvo que la ciudadanía se aburrió de los extremos: “Tanto de la extrema derecha como de la extrema izquierda”.

– Dijo que cuando termine el gobierno Piñera no podrá ser candidata a nada, aunque no descarta que en el futuro pueda “picarle el bichito” por la política.

Han sido días intensos para la delegada presidencial en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, Jenniffer Rojas, luego que pasara a la historia como la última intendenta regional al desaparecer este cargo de la institucionalidad político administrativa del país y asumiera en el nuevo cargo, dividiéndose atribuciones con el ahora gobernador regional, Jorge Flies, opositor al actual gobierno y el primero elegido democráticamente para ocupar este nuevo cargo.

A una semana de las elecciones primarias presidenciales, donde triunfaron Sebastián Sichel (Chile Vamos) y Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), la delegada presidencial analiza los resultados.

Admite que, desde el gobierno, se buscará reflejar en la figura de Sichel el trabajo desarrollado en esta administración castigada por el estallido social y luego por la pandemia que trastocó todos los programas.

Refiriéndose a la figura de Sichel, sostiene: “Siempre he tenido la obligación de tener prescindencia en cuanto a las candidaturas, pero, por supuesto, como representante del sector haré todo lo posible dentro de lo que me permite la ley para dar continuidad por un candidato diferente y que finalmente ha demostrado ser lo que Chile necesita desde Chile Vamos”.

Luego agrega que es un rostro nuevo, una persona con calle, con una experiencia de vida bastante atractiva y emocionante. “Creo que Sebastián Sichel es uno de los reflejos de lo que las personas quieren y de lo que tanto nos han criticado a la política más antigua, el no tener calle, el no conocer desde primera fuente cuáles son las necesidades de las personas, tener ese pulso, que Sebastián Sichel sí lo tiene”.

Rojas cree que será un gran desafío acorde a todos los tiempos que nos ha tocado vivir y espera que la ciudadanía tenga un rol protagónico, primero que todo, en la participación en las elecciones, que según ella ha visto que no ha existido una gran participación, pero que ojalá se den cuenta que en las elecciones de noviembre se juega lo que se quiere como imagen país.

Consultada por la elección de Sichel y de Boric, siendo rostros más nuevos en la política, dice: “La ciudadanía se aburrió de los extremos. Tanto de la extrema derecha como de la extrema izquierda. Por la otra parte está Gabriel Boric, un diputado de Magallanes, un rostro joven, una persona que también ha hecho hincapié en la necesidad de la descentralización. Las señales son súper claras. Ellos han sabido leer el momento histórico que estamos viviendo en el país y están representando lo que realmente la ciudadanía quiere de cada uno por supuesto en sus veredas, pero me parece bueno el resultado y es lo que todos esperábamos”.

En cuanto a la incidencia que puede provocar ahora la candidatura presidencial de la DC y presidenta del Senado, Yasna Provoste, la delegada presidencial de Magallanes precisa que “ahí hay un panorama más complejo, en el sentido que ambos pactos tienden a dividir y se pierden algunos votos. Hay que ver si ella confirma su candidatura. Hay que ver cuál es el historial que tiene, cuáles son sus proyecciones. Me gustaría ver un programa de gobierno sólido para saber cuál es su propuesta más que quedarse en las críticas al gobierno”.

El apetito por la política

Jenniffer Rojas asumió el 22 de septiembre del año pasado como intendenta de Magallanes tras dejar ser la coordinadora regional de Seguridad Pública y asumir en medio de un momento crítico por la pandemia y una cuarentena que se extendió por cinco meses.

Admite que esta emergencia sanitaria y el estallido social de 2019 trastocaron todos los planes que cualquier gobierno hubiese querido mantener. “Todo lo que no pudimos hacer durante la pandemia ahora lo he sentido en la calle con gente que me levanta el dedo o intentan darte un abrazo. Eso no lo vi cuando recién asumí la intendencia. Era todo críticas, todo negro, me tocó el momento más álgido. En cambio, ahora se siente el cariño de la gente, creo que se valoró ese esfuerzo, ese ser rostro de las malas noticias, de las cuarentenas, de las restricciones, finalmente tuvo un resultado y se pudo demostrar que era lo que necesitábamos como región, para tener la situación que tenemos hoy. Si bien no podemos bajar los brazos es un panorama mucho más ambicioso e impensado tiempo atrás”.

“Creo que seré recordada como la intendenta que puso el pecho a las balas y tuvo que liderar un equipo maravilloso para combatir la pandemia. Durante el tiempo que me queda en el cargo sí quiero retomar lo mío, retomar la calle, ir a las reuniones cara a cara lo que a mí me gusta como trabajadora social. Eso de estar por videoconferencia enfría todo”, sostiene.

Consultada si el ocupar cargo en el gobierno de Piñera igual le despierta el interés por seguir a futuro alguna carrera política con miras a elecciones municipales o parlamentarias, responde: “Lo que aprendí justamente en estos últimos años es a no decir nunca. Participé en el primer gobierno de Piñera, me preguntaban y era un no rotundo. Luego mi nombre salía a la luz como posible intendenta y yo decía no. Esto no es lo que yo quiero. Me sentía muy cómoda como coordinadora de Seguridad Pública. Le tenía mucho miedo a la exposición porque las personas a veces son bastante crueles en las redes sociales, por ejemplo, donde tuve que cerrar mi cuenta de twitter cuando asumí en el cargo por un tema de salud mental y de mi familia”.

“Así como dije en un minuto: ‘No voy a ser intendenta’, hoy no podría decir: ‘No voy a ser candidata’ porque estaría negando nuevamente algo que dije que no iba a hacer. Afortunadamente por ahora no puedo ser candidata a nada. Quizás más adelante me pueda picar ese bichito de la política que uno realmente quiere hacer de estar en la calle, vibrar con los logros de las personas y conmoverse”, destaca.

Sí lamenta que la pandemia y la crisis económica hayan obligado a detener muchos proyectos que estaban planificados en el llamado plan Magallanes que el gobierno había anunciado, ligados con ciencia, con desarrollo.

Jenniffer Rojas sí destaca que en su gestión haya puesto sobre la mesa la necesidad que la región debe participar siempre en el Consejo de Política Antártica. “Somos una región antártica y dentro del Consejo de Política Antártica planteamos la necesidad de ser parte estable del comité y ser protagonista. Me llamaba la atención que nunca antes nadie era parte del consejo. Pusimos en la mesa que no éramos meros invitados y debíamos estar allí”.

Dice que paralelamente crearon una comisión antártica local donde participan distintos actores y se sienten protagonistas. “Esperamos que el gobierno regional sea parte estable de esta mesa y podamos seguir avanzando”, acota.

“Me quedo con la satisfacción de haber asumido en un momento complicado y haber agarrado un fierro caliente como dijeron algunos”, reflexiona Jenniffer Rojas, al tiempo que destaca el trabajo en equipo con todos los profesionales de diversas áreas, gremios y dirigentes sociales para haber encarado, a pesar de algunos desencuentros, una lucha para controlar la pandemia y donde no hay que bajar los brazos.