Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles
El ex párroco tenía 90 años

Murió Fernando Karadima, expulsado del sacerdocio por abusos sexuales en la Iglesia Católica

Por Agencias Martes 27 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
183
Visitas

Durante la mañana de este lunes se confirmó el fallecimiento del ex sacerdote Fernando Karadima, de 90 años, y quien fuera condenado por abusar de menores de edad en la parroquia El Bosque de Providencia, Región Metropolitana.

Según consta en su certificado de defunción, Karadima murió producto de una bronconeumonía, insufiencia renal, diabetes e hipertensión arterial.

En 2004 se presentaron una serie de denuncias en su contra por parte de feligreses y de ex sacerdotes, quienes lo acusaron de abusos sexuales y de poder, situación que derivó en una extensa investigación.

El Vaticano anunció a comienzos de 2011 que Karadima fue sentenciado a una “vida de retiro en oración y penitencia”, además de la prohibición perpetua del ejercicio público de cualquier acto religioso.

Esta sentencia llevó al cardenal Francisco Javier Errázuriz a realizar una histórica petición de perdón a las víctimas por la lentitud en el proceso investigativo.

Sin embargo, el caso no avanzó en materia judicial, ya que se consideró que los delitos -que sí ocurrieron- se encontraban prescritos. Finalmente, esta situación llevó al pago de una indemnización de más de 300 millones de pesos a las principales víctimas: Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo.

En el marco de su visita a Chile en el año 2018, el Papa Francisco se reunió con los denunciantes, lo que derivó en una visita oficial del obispo Charles Scicluna al país con el fin de recibir mayores antecedentes sobre delitos de carácter sexual.

Posteriormente, el Pontífice decidió expulsar a Karadima del sacerdocio.

Denunciantes

A través de un comunicado, Hamilton, Cruz y Murillo indicaron que “ha muerto Fernando Karadima, ex sacerdote católico que abusó sexual y espiritualmente de muchas personas, entre ellas, nosotros”.

“Todo lo que teníamos que decir de Karadima está dicho. El era un eslabón más en esta cultura de perversión y encubrimiento en la iglesia. Nosotros estamos en paz y sólo nos mueve seguir luchando para que estos crímenes no vuelvan a pasar y por tantas personas que lo han vivido y que aún no tienen justicia”, sentenciaron.