Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta

Al menos 304 muertos y cientos de heridos en terremoto en Haití

Por La Prensa Austral Domingo 15 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
32
Visitas

Al menos 304 personas murieron a causa del terremoto de magnitud 7,2 que afectó este sábado Haití, de acuerdo con un nuevo balance de Protección Civil, que da cuenta de unos 1.800 heridos.

“Todavía estamos recopilando información”, dijo a la agencia de noticias AFP Jerry Chandler, director de Protección Civil de Haití.

El Primer Ministro de Haití, Ariel Henry, declaró el Estado de Emergencia como consecuencia del terremoto, que se registró a unos 12 kilómetros de la localidad de Saint-Louis du Sud, con un epicentro de 10 kilómetros de profundidad, y también se sintió en la República Dominicana y Cuba.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (Noaa) emitió una alerta de tsunami en algunas costas del país pero unas horas después la levantó. “Según todos los datos disponibles, la amenaza de tsunami por este terremoto ha pasado”, señaló en su último boletín.

De todas formas, la agencia pidió mantener la vigilancia por si se produjeran “fluctuaciones menores, de hasta 30 centímetros, sobre y bajo la marea normal” en zonas costeras cercanas al epicentro del sismo en las “próximas horas”.

Los medios locales dieron cuenta de importantes daños en las localidades de Saint-Louis du Sud, Les Cayes y Jérémie, en el sur.

El sismo se registró a las 8,29 hora local (12,29 horas GMT) y tuvo una profundidad de 10 kilómetros, de acuerdo con la información. Minutos después del sismo se registró una réplica de magnitud 5,2 a 17 kilómetros de la localidad de Chantal, de nuevo con un hipocentro a 10 kilómetros de profundidad.

Haití se vio afectado en enero de 2010 por un terremoto de 7 grados, que dejó 300.000 muertos, igual cantidad de heridos y 1,5 millones de damnificados.

El terremoto de ayer se produce poco más de un mes después de que el Presidente Jovenel Moise fuera asesinado en su casa por un comando armado, lo que conmocionó a un país que ya lucha contra la pobreza, una creciente violencia de las bandas criminales y la pandemia de Covid-19.