Necrológicas
  • Héctor Hugo Pérez Ojeda
  • Rubén Barrientos Figueroa
  • Luis Alberto Bórquez Sánchez
A fines de 2022 se espera finalizar reparación

Durante tres años funcionará como biblioteca el ex gimnasio Naval

Por La Prensa Austral Miércoles 18 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
71
Visitas

Su concesión fue entregada por Bienes Nacionales.

El Ministerio de Bienes Nacionales recibió, a principios de año de parte de la Armada, el otrora gimnasio Naval, ubicado en Pedro Montt 937, el que a su vez, fue entregado en concesión, al Servicio Nacional del Patrimonio, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. El recinto de 565 metros cuadrados, sin embargo, deberá ser sometido a fuertes reparaciones, tanto en la techumbre como en el piso, para estar operativo, calculan, a fines de 2022 e iniciar así, el periodo de concesión por tres años.

El acto contó con una representación de Gabriela Mistral en Magallanes, a cargo de la actriz Carolina González, que fue aplaudida por las seremis de Bienes Nacionales, Francisca Rojas; de las Culturas, Katherine Ibacache y de Gobierno, Ricardo Hernández, además del director regional del Servicio Nacional del Patrimonio, Pablo Quercia, quien explicó en qué consistirá este proyecto, en el que se abrirá una biblioteca pública, con colecciones, fotografías, libros y documentos del Museo Regional.

“Hemos conseguido recursos para hacer una reparación de urgencia, dada las condiciones en que se encuentra el gimnasio y tenemos la responsabilidad de recuperar este espacio. En paralelo, hay un desarrollo del proyecto que iremos ajustando a medida que avanzamos en las reparaciones y para nosotros es muy importante habilitarlo cuanto antes”, destacó Quercia. Además, recalcó que no habrá ninguna intervención del espacio, sino que una recuperación de la techumbre, instalación eléctrica, entre otras mejoras, pero “le daremos énfasis al punto de lectura y al laboratorio de Biblioredes”, ya que el objetivo que se plantearon es “recuperar los espacios que están en desuso, segundo, darle una utilidad, dada las condiciones en las que nos encontramos y que necesitamos almacenar las colecciones del museo en forma segura y además, necesitamos una biblioteca; Punta Arenas tiene la urgencia de instalar los mayores puntos de lectura posibles”.

Tras la concesión de tres años, esperan poder trasladar todo hacia la biblioteca y archivo que debería estar listo en el edificio de la ex cárcel. “Después se evaluará si regresa a Bienes Nacionales o presentamos un plan en conjunto con la seremía y la comunidad. Lo bonito de este espacio es que es muy amplio y está muy bien ubicado, entonces esos atributos hay que mantenerlos. Podemos ir viendo la tendencia y cuáles serían las propuestas a futuro, pero primero estamos preocupados de recuperarlo. Ya tenemos cotizaciones levantadas y estamos esperando la última, para ponernos a trabajar en una adjudicación, porque estamos funcionando a corto plazo, contra el tiempo”, finalizó Pablo Quercia, que también observó que el gimnasio presenta aspectos interesantes desde el punto de vista del patrimonio arquitectónico, dada su similitud con los antiguos galpones de esquila de las estancias y que forman parte de la identidad regional.