Necrológicas
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Raúl Rodas Roca
  • Josefina Alicia Uribe Rodríguez
  • Carolina Higueras Koock

Principios de austeridad

Por Matias Benavides Velasquez Viernes 20 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
92
Visitas

No es de sorprenderse que en tiempos de elecciones se prometa por parte de los candidatos a la presidencia el oro y el moro, sin embargo, vivimos en tiempos complejos, azotados por una crisis sanitaria desde hace más de un año y medio. Por esta situación se produjeron efectos indeseados como la destrucción de miles de empleos a lo largo de nuestro país, contracción de la economía, entre otros.

Hace un tiempo a la fecha se han presentado cifras que llaman a la esperanza de una recuperación económica, por ejemplo, la encuesta publicada por la Pontificia Universidad Católica de Chile que nos muestra una creación de 462 mil nuevos empleos en el mes de julio. Pese a estas noticias seguimos manteniendo una racha muy negativa y esta se relaciona con el endeudamiento y la poca austeridad que se presenta a nivel país. Esto lo podemos apreciar principalmente en el precio del dólar que pese a los buenos e históricos niveles del cobre -sobre los USD 4 la libra- nos tiene con un tipo de cambio sobre los $780 (18/08/2021). Entonces ¿A qué se debe la situación actual?, la respuesta se lleva al mundo político que ignora la palabra focalización y sataniza a quien la ponga sobre el debate popular.

La deuda pública comienza a ser preocupante, y es bueno mencionar que desde el FEES (Fondo de Estabilización Económica y Social) ya se han retirado cerca de USD 5.700 millones solamente en este año, complementado la magnitud de esto, para diciembre de 2019, en valor de mercado había un total de USD 12.200 millones y para junio de este año llego a tan sólo USD 4.900 millones, esto implica un retroceso de un 60% en tan sólo año y medio, sin duda una considerable baja de los ahorros, pero este no es el gran problema, puesto que, los ahorros se mantienen para los denominados “tiempos de vacas flacas”. El problema es el desenfreno de gasto fiscal que lleva a incrementar los niveles de deuda de la nación. Sin embargo, querido lector, esto es una problemática, debido a que los costos de este despilfarro serán pagados en el futuro, y sin duda mediante el aumento de la carga tributaria, es por esto, que cuando se habla de esfuerzo fiscal no es nada más que el esfuerzo de los contribuyentes del país.

Finalmente, se aconseja que al momento de ejercer su derecho a voto considere aquellos candidatos que hablen de austeridad o en otras palabras de ser más eficiente en la distribución de los recursos y llegar con ayudas para quienes realmente la necesitan y no de ofrecer lo imposible, ya que, seremos igual de culpables que ellos por la deuda a pagar y que azotará con mayor fuerza a los sectores vulnerables de nuestra sociedad.