Necrológicas
  • Luis Alberto Bórquez Sánchez
  • Patricia Ximena Alvarado Muñoz
  • Ramón Villarroel Gutiérrez
  • Gloria Jorquera Vda. de Bravo
  • Mateo Sarunic Telesmanic

A Profundizar la Democracia

Por Elisa Giustinianovich Domingo 22 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
34
Visitas

Ha sido otra semana intensa en la Convención, y la verdad no sé si habrá alguna que no lo sea en los próximos meses. Cada viernes vuelvo a la Patagonia Rebelde desde donde escribo hoy, y tras reuniones, asambleas y salidas a terreno con la Coordinadora Feminista, la Coordinadora Social de Magallanes y la Escuelita Tejiendo Dignidad -con quienes buscamos asegurarnos que la Convención Constitucional se discuta en el territorio- los lunes temprano ya estoy volando a Santiago y desde ahí, directo al Ex Congreso de nuevo, donde inevitablemente hay que volver, porque la virtualidad nunca reemplazará la discusión en sala, la coordinación con los otros constituyentes y hasta la insalvable conversación de pasillo. Pero sabemos que ir a los territorios no es suficiente.

Tal como pasó en todas las comisiones transitorias que hoy están trabajando para levantar este esqueleto desde donde luego iremos integrando contenido, en la Comisión de Participación Popular y Equidad Territorial que integro, tuvimos más de 200 solicitudes de audiencias por parte de asambleas, organizaciones sociales, ONGs e instituciones públicas y privadas que buscan ser parte activas en este proceso, y con quienes desde su experiencia y aprendizajes, estamos integrando sus propuestas para abrir la Convención a los pueblos. Porque ciertamente, ir a votar dos veces no es suficiente para levantar un Nuevo Pacto Social.

Eso lamentablemente no siempre está tan claro. Y así lo pudimos ver esta semana con el rechazo a la propuesta de plebiscitos intermedios dirimentes (de Movimientos Sociales Constituyentes, Pueblos Originarios y Lista del Pueblo) con los que se intenta fomentar la búsqueda de acuerdos transversales, y cuando esto no sea posible, que quienes decidan sean justamente quienes abrieron este momento constituyente. Y claro, en una sociedad donde nos acostumbraron a dejarnos fuera de estas decisiones, la discusión se tomó varios días las redes, y así también la ratificación de los 2/3, y mucho más atrás, aunque igual de importante para nosotras, la negativa a la comisión que buscaba transversalizar la perspectiva de género y la plurinacionalidad en el texto final.

Pero no todo está perdido. Cabe recordar que estos primeros acuerdos de las subcomisiones deben pasar a discutirse en la Comisión y luego al Pleno, etapas donde pueden restituirse y/o modificarse las propuestas. Desde Participación Popular, insistiremos y es parte del articulado que estamos creando: teniendo como base el principio de Soberanía Popular, establecer que el poder político proviene de la voluntad de los pueblos que conforman un país, y por lo tanto, deben ser ellos quienes tengan efectiva incidencia en los debates de las/os convencionales.

Y para ello esperamos contar con el apoyo del Estado y la sociedad civil, para implementar mecanismos para una participación amplia e inclusiva que contenga las voces de poblaciones rurales; niñeces y adolescencias; personas en situación de discapacidad; chilenas y chilenos en el exterior; pueblos originarios; comunidad migrante; personas mayores; privadas/os de libertad; diversidades sexo-genéricas; cuidadoras informales de personas con dependencia; asegurando así la aportación de grupos históricamente excluidos.

Claro que es difícil, que la tarea será titánica y puede que los presupuestos tengan que readecuarse. ¿Pero cómo si no, levantar una casa común si no nos escuchamos entre todas/os/es?