Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles
20 años se extendió la ocupación estadounidenses en territorio afgano

Biden defendió la retirada de Afganistán pero advirtió a Isis-K: “Todavía no terminamos con ustedes”

Por Agencias Miércoles 1 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
55
Visitas

El Presidente Joe Biden destacó “el extraordinario éxito” de la misión de evacuación de estadounidenses y sus aliados de Afganistán, durante un discurso solemne en la Casa Blanca sobre el final de la guerra más larga de Estados Unidos.

“Ningún país ha logrado algo así en toda la historia”, dijo ayer el Presidente de Estados Unidos. “El éxito extraordinario de esta misión se debe al talento increíble, a la valentía y al coraje
desinteresado de los militares estadounidenses, nuestros diplomáticos y nuestros profesionales de inteligencia”.

El Mandatario demócrata advirtió a Isis-K, el grupo terrorista que mató a 13 soldados estadounidenses en un atentado suicida en el aeropuerto de Kabul, que habrá más represalias por parte de Washington.

“Seguiremos luchando contra el terrorismo en Afganistán y otros países”, dijo Biden. “Y a Isis-K: aún no hemos terminado con ustedes”, agregó.

Las amenazas terroristas cambiaron, se expandieron a otros países, nuestra estrategia tiene que cambiar también”, agregó.

El Presidente de Estados Unidos fue vehemente y defendió su decisión de retirar las tropas de Afganistán, diciendo que era de interés nacional de Estados Unidos.

“A aquellos que piden una tercera década de guerra en Afganistán, les pregunto: ‘¿Cuál es el interés nacional vital?’”, preguntó Biden. Y añadió: “Simplemente no creo que la seguridad de Estados Unidos mejore si se continúa desplegando miles de soldados estadounidenses y gastando miles de millones de dólares en Afganistán“.

Biden se comprometió a ayudar a decenas de ciudadanos estadounidenses que permanecen en Afganistán a irse del país si así lo desean.

Las tropas estadounidenses enfrentaron la abrumadora tarea de llevar a los evacuados finales a los aviones y al mismo tiempo sacar ellos mismos a parte de su equipo, incluso mientras monitoreaban las repetidas amenazas, y al menos dos ataques reales, por parte de la filial del grupo Estado Islámico en Afganistán. Un atentado suicida con bomba el 26 de agosto mató a 13 militares estadounidenses y unos 180 afganos. Más murieron en varios incidentes durante la evacuación del aeropuerto.

La retirada final cumplió la promesa de Biden de poner fin a lo que él llamó una “guerra eterna” que comenzó en respuesta a los ataques del 11 de septiembre que mataron a casi 3.000 personas en Nueva York, Washington y Pensilvania. Su decisión, anunciada en abril, reflejó un cansancio nacional por el conflicto de Afganistán.

En opinión de Biden, la guerra podría haber terminado hace 10 años con el asesinato de Osama bin Laden por parte de Estados Unidos, cuya red extremista de Al-Qaeda planeó y ejecutó el atentado del 11 de septiembre desde un santuario en Afganistán. Al-Qaeda ha disminuido enormemente, lo que le ha impedido hasta ahora volver a atacar a los Estados Unidos.