Necrológicas

Formación de capital humano, integración de sectores productivos y descarbonización para combatir el cambio climático

Por La Prensa Austral Domingo 12 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
423
Visitas

Mientras en el kilómetro 41 de la ruta 9 que une a Punta Arenas con Puerto Natales se levantan las obras civiles de la planta piloto de Hidrógeno Verde, quien la encarga – Hif Energy – se encuentra dialogando con diversos actores de la comunidad magallánica en relación a múltiples preguntas que se hace la población local. Así ocurrió esta semana en el seminario online que organizó el CFT de Magallanes “el futuro del Hidrógeno Verde en Magallanes”, donde se abordaron las implicancias laborales, económicas y ambientales que tendrá la instalación de esta industria en el territorio regional durante los próximos años.

Un llamado a sentirse pioneros en la formación de capacidades y competencias del capital humano para la industria del Hidrógeno Verde es el que planteó Christian Quezada, rector del Centro de Formación Técnica Estatal de Magallanes, institución de educación que esta semana firmó un convenio de colaboración con Hif que compromete la creación, reconversión y desarrollo de capital humano para la cadena de valor de los proyectos de hidrógeno verde y sus derivados (ver recuadro).

En el seminario, el Seremi de Energía Víctor Fernández, valoró la instancia señalando que, así como en la industria de los e-combustibles se está dando una integración de tecnologías para la producción de este tipo de energías renovables, esta integración “debemos alcanzarla también a nivel humano y como sociedad para facilitar el desarrollo de este eje estratégico fundamental para el desarrollo de la región”.

E-combustibles

Los  e-combustibles o combustibles carbono neutral  reducen hasta en un 90% los gases de efecto invernadero (entre ellos CO2) y son un complemento para la descarbonización porque utilizan recursos 100% renovables. De ahí la importancia de escalar este tipo de proyectos, que hoy se encuentra en estado de piloto y que en las siguientes etapas se espera que genere efectos alentadores para el medio ambiente.

Hif plantea ambiciosas metas al año 2030, como son la producción de 7,8 millones de toneladas de hidrógeno verde a su equivalente en metanol, lo que implica una captura desde la atmósfera de 14 millones de toneladas de CO2 al año.

El gerente de Hif Energy Rodrigo Delmastro explicó en su ponencia durante el seminario que “para bajar las emisiones, sobre todo el CO2 que es el principal gas de efecto invernadero, decidimos hace varios años atrás utilizar un recurso renovable como el viento en la región de Magallanes. Para buscar una solución que tenga un impacto a nivel global y obviamente eso conlleva otros desafíos, hoy estamos trabajando con una solución que implica procesos productivos muy innovadores que no han sido probados a escala como la que nosotros estamos presentando ahora”.

Formando capital humano

Entre los procesos necesarios para llevar adelante en la región y en el país la industria energética se encuentra la formación de capital humano, donde instituciones como el CFT y la Universidad de Magallanes están detectando tempranamente los requerimientos de este sector productivo que requerirá de mano de obra calificada y de técnicos profesionales, lo que es denominado por HIF como valor local.

De esta forma lo considera el Observatorio Laboral de Sence Magallanes donde su representante Sebastián Venegas planteó, de acuerdo con un estudio del 2019 de una consultora europea, que la mayor proporción de demanda de mano de obra no estará principalmente en la operación de las plantas, sino que en su cadena de valor y en los puestos que la industria del hidrógeno verde desarrolle en otras áreas. En total para todo el país se estima del orden de 22 mil empleos al 2030, cifra que se incrementará en 87 mil puestos de trabajo el 2040 y en 94 mil para el año 2050, según proyecta Hinicio Latam en 2020.

Frente a la pregunta de cómo se distribuirán estas plazas laborales, Venegas señala que han detectado que la industria del hidrógeno verde generará empleo en al menos siete rubros, como son industria manufacturera, suministro de electricidad, gas y aire acondicionado, construcción, comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos, transporte y almacenamiento, actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades de servicios administrativos y de apoyo. A modo de ejemplo cita la mantención y reconversión de vehículos de combustibles fósiles a combustibles verdes.

Desde la Mesa Energía + Capital Humano que lidera la seremi de Energía, la profesional de esa cartera Paola Toledo planteó que a un año de conformada esta instancia son once las instituciones que han comprometido sus esfuerzos y entre los logros destacados figuran la obtención de 50 cupos para certificaciones de gestor energético e instalación de sistemas fotovoltaicos y 20 becas para técnicos y profesionales de la región para cursar un diplomado de auditor energético.

Finalmente, la representante del Ministerio de Energía planteó que en la Ruta Energética 2018-2022 se considera una mayor cultura energética a través de la capacitación, observando además una importante brecha de género en la industria energética, donde el 80 % de la fuerza laboral es ocupada por hombres y en ello cobra valor la creación de perfiles técnico profesionales que dé oportunidades a todos y todas.