Necrológicas
  • Flor Elena Rabanal Canto
  • Vicenta García del Valle
  • José Tulio Serón Díaz

Argentina y Chile preparan acciones conjuntas para controlar a grupos mapuches que trafican armas y drogas a través de la frontera

Por La Prensa Austral Domingo 7 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
148
Visitas

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, se reunió con el embajador de Chile en Argentina, Nicolás Monckeberg, y el subsecretario del Interior y Seguridad Pública chileno, Juan Francisco Galli, para coordinar un operativo conjunto destinado a controlar a los grupos mapuches que operan a través de la frontera de ambos países.

La reunión formal fue solicitada por la administración de Sebastián Piñera, tras las sucesivas acciones ilegales cometidas por ciertos grupos mapuches que asolan el sur de Argentina y Chile. En ese encuentro, el subsecretario Galli entregó al ministro de Seguridad un dossier reservado que describe el modus operandi de esas bandas mapuches y cómo impactan en las provincias del sur de ambos países.

El cónclave de Fernández, Galli y Monckeberg sirvió para describir las actividades ilegales mapuches ejecutadas a los dos lados de la cordillera. El ministro de Seguridad explicó a Galli qué está haciendo Argentina en Río Negro y Chubut, mientras que el subsecretario Galli reveló un impactante informal de inteligencia referido a los mapuches.

Tráfico de drogas

En este contexto, Galli aseguró a Aníbal Fernández que la inteligencia chilena detectó una operación de tráfico ilegal de drogas que conecta la zona de Iquique con la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay), caracterizada por sus actividades clandestinas vinculadas al terrorismo, contrabando y comercialización ilegal de armas.

El ministro Fernández tomó nota de la información chilena y se mostró predispuesto a coordinar un trabajo conjunto con la administración de Piñera. Los dos países tienen legislaciones diferentes y el trabajo conjunto llevará un tiempo de adecuación. Además, en Chile hay elecciones y Piñera abandonará el Palacio de La Moneda en los próximos meses.

En las últimas semanas, Río Negro fue el epicentro de la violencia de determinados grupos mapuches, causando muchísimo temor en la zona y una inesperada crisis política entre la gobernadora Arabela Carreras y Alberto Fernández. Al final, el ministro Fernández envió a la zona de conflicto cerca de 100 gendarmes para patrullar las rutas aledañas a El Bolsón.

En esa localidad, un nuevo ataque mapuche destruyó por completo las instalaciones del Club Andino Piltriquitrón, el más emblemático de la localidad, y los autores dejaron panfletos con amenazas para el intendente Bruno Pogliano y la gobernadora Carreras.

Amenazante grabación

Mientras tanto, en territorio chileno, el grupo Weichan Auka Mapu (Wam) se pronunció en una grabación exhibiendo armas de grueso calibre y disparando tiros al aire. “Instamos a esta nueva fuerza policial y militar a hacer abandono de nuestro territorio, porque serán derrotados por la fuerza del pueblo mapuche en armas”, dice uno de los hombres sin identificar en la amenazante grabación.

Y remató: “Como Wam reafirmamos nuestro compromiso revolucionario en las acciones de sabotaje a los intereses capitalistas, así como las acciones armadas que son concordantes con las necesidades de nuestras comunidades”.

Con la información aportada por el gobierno de Chile, Fernández diseñará su propio plan de acción que -a su vez- será coordinado al otro lado de la frontera.

 

Diputados Udi critican

a la Onu en caso

Luchsinger-Mackay

 

Los diputados de la Udi, Osvaldo Urrutia e Iván Norambuena, cuestionaron las declaraciones de Jan Jarab, representante de la Oficina para América Latina del Alto Comisionado de la Onu, respecto al enfrentamiento ocurrido en Cañete, provincia de Arauco, donde una persona resultó muerta producto de un operativo.

Lamentaron que ni la Onu ni la Oficina del Alto Comisionado de DD.HH “se han pronunciado alguna vez por la muerte de civiles a manos de narcoterroristas en la Macrozona Sur, donde no podemos olvidar el asesinato de la familia Luchsinger-Mackay, quemados dentro de su hogar.

“Estimamos que las palabras de Jarab son desafortunadas, pues no condenan el terrorismo en La Araucanía y en el Biobío, y al no hacerlo de forma expresa, se están transformando en cómplices de estas bandas organizadas”, subrayaron. “Y para qué hablar de los policías muertos a manos de grupos armados. Para la Alta Comisionada, los derechos humanos de los uniformados y sus familias al parecer no existen”.

 

Gobernador de La  Araucanía: “Acá tenemos un tema de guerrilla”

 

El gobernador regional de La Araucanía, Luciano Rivas (independiente cercano a Evópoli), aseguró a Cooperativa que “la ciudadanía tiene una sensación de mayor tranquilidad” desde que llegaron las Fuerzas Armadas a prestar apoyo a las policías, en el marco del estado de excepción en la Macrozona Sur.

“El Estado de Emergencia yo creo que durante días fue un total éxito, según las cifras reportadas por el gobierno a nivel central, con una disminución importante de las usurpaciones (60%), de los atentados (40%), a los que día a día están expuestas zonas de nuestra región y la Provincia de Arauco”, destacó Rivas.

“La impresión que tengo yo es que, a pesar de que están ocurriendo estos hechos, la ciudadanía en general tiene una sensación de mayor tranquilidad al existir estos patrullajes”, aseguró el gobernador: “Porque todo el mundo entiende que no es normal que se atente contra las patrullas militares ni contra las policías”.

“El descarrilamiento del tren en Victoria: éste es el tercer descarrilamiento que vivimos en nuestra región, no es ahora solamente. El nivel de violencia que hemos tenido en la región es algo que viene durante muchos años. Lo peor que puede pasar es que un Estado deje abandonada una zona desde el punto de vista de seguridad como es la Región de La Araucanía y la zona de Arauco”.

Luciano Rivas, además, lamentó que mucha gente “todavía normaliza que existan grupos armados, paramilitares, atentando contra las personas, atentando contra los agricultores, atentando contra los contratistas forestales. Aquí lo que requiere nuestra región es tranquilidad, paz para poder avanzar”.

“Aquí esto no tiene que ver ni con un conflicto étnico, ni con un tema político, aquí lo que se requiere es seguridad”, insistió el gobernador. Y agregó: “El Estado, en general, ha llegado tarde a La Araucanía… Se llegó tarde”.

Muchos gobiernos han intentado “administrar el problema y no meterse de raíz a solucionar el tema de seguridad que, insisto: es muy diferente a lo que puedan ser las demandas del mundo mapuche, acá lo que tenemos es un tema de guerrilla”, fustigó.

 

Cinco ataques incendiarios se

registraron ayer en La Araucanía

 

En horas de la madrugada de ayer, cinco ataques incendiarios se registraron en la provincia de Cautín, en la Región de La Araucanía.

Uno de estos ocurrió en Lautaro, en una zona rural donde se quemó un inmueble que era ocupado en temporada de incendios forestales por brigadistas de la Conaf. En este lugar se encontró un lienzo donde el grupo Liberación Nacional Mapuche se atribuyó el hecho.

Los otros cuatro atentados ocurrieron en la zona rural de la comuna de Padre Las Casas. En uno de estos casos se encontró un lienzo de la agrupación Weichan Auka Mapu, quienes quemaron tres viviendas y también maquinarias de trabajo.

En todos los ataques, la reivindicación de las organizaciones que se los atribuyen señalan que son acciones de sabotaje en memoria del weichan Yordan, el mapuche muerto en la provincia de Arauco.

Estos cinco ataques incendiarios en La Araucanía se suman a uno registrado en La Unión, donde desconocidos quemaron dos maquinarias forestales y un galpón.

 

Querella identifica a dos comuneros por ataque contra la Armada en Cañete

 

Radio Biobío tuvo acceso a la querella presentada por el Ministerio del Interior por el decomiso el miércoles de un arsenal de armas en un predio del kilómetro 10 de la ruta que une Cañete y Tirúa, hecho por el cual estuvieron detenidos inicialmente dos comuneros: Kevin Santi Cárdenas, y un menor de edad, de iniciales F.J.P.P.

Ambos fueron dejados en libertad por falta de pruebas según informó el Ministerio Público, no obstante los delitos imputados por personal de la Armada, que aseguró haber actuado ante el ataque con armas de fuego a eso de las 18,15 horas, ingresando al predio en el cruce Colo Colo de la Ruta P-72, desde donde desconocidos disparaban.

La actuación de los uniformados habría sido ante una conducta de flagrancia, sin la presencia de Carabineros, a quienes después sólo informaron de la incautación de un vehículo robado y el armanento detallado en la acción legal ingresada en el Juzgado de Garantía de Cañete.

Si bien la querella es contra quienes resulten responsables, la Delegación Presidencial del Biobío identifica a las dos personas detenidas, pero que no fueron formalizadas.