Necrológicas

Iglesia Católica francesa venderá parte de sus activos para pagar a víctimas de abusos sexuales

Por La Prensa Austral Martes 9 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
47
Visitas

El número de casos se eleva hasta los 330.000, todos ocurridos entre 1950 y 2020.

La Iglesia Católica francesa venderá sus activos inmobiliarios o posiblemente obtendrá un préstamo para financiar la compensación de miles de víctimas de abuso sexual infantil a manos del clero, dijeron obispos este lunes.

Los funcionarios de la Iglesia Católica han estado bajo una creciente presión para compensar a las víctimas después de que una investigación histórica realizada por una comisión independiente confirmara un extenso abuso sexual de menores por parte de sacerdotes que data de la década de 1950 a 2020.

Por otro lado, anunciaron que han decidido pedir al Papa que los ayude a examinar el tratamiento dado a las víctimas de agresiones sexuales en la Iglesia y avanzaron la creación de grupos de trabajo que contribuyan a renovar su gobernanza local y nacional.

La asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal, celebrada desde el pasado martes en Lourdes y clausurada ayer con el discurso de su presidente, Eric de Moulins-Beaufort, entonó de nuevo el mea culpa por los casos de pederastia registrados y mostró su voluntad de avanzar con prácticas renovadas.

”Hemos decidido pedir al Papa, puesto que somos nombrados por él, que venga en nuestra ayuda enviando a alguien de su confianza para examinar con nosotros la forma en que hemos tratado y tratamos a las víctimas y a sus agresores”, dijo.

Los participantes en el encuentro apostaron también por la constitución de grupos de trabajo dirigidos por una persona laica “encargados de reflexionar sobre diferentes aspectos de la gobernanza local o nacional y hacer propuestas concretas”.

Esta asamblea estuvo centrada en las agresiones denunciadas por la Comisión Independiente sobre Abusos en la Iglesia Católica (Ciase), que en su informe de octubre, encargado por la propia Conferencia Episcopal, cifró en más de 216.000 los casos desde 1950.

Si se tienen en cuenta los abusos perpetrados por laicos que trabajaban en ámbitos religiosos, ese número se eleva hasta los 330.000.