Necrológicas

Subsecretario de Minería desestimó que extracción aurífera afecte la capa vegetal

Por La Prensa Austral Martes 16 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
91
Visitas

Respecto a los desencuentros de los mineros con los ganaderos de ese lugar, donde estos últimos alegan que se degradan los suelos de pastoreo, Edgar Blanco dijo que es necesario sentarse a conversar para ponerse de acuerdo.

La entrega en terreno de los recursos obtenidos en un proyecto Pamma (Programa de Mejoramiento de la Minería Artesanal) al beneficiario Neftalí Gallardo Poll, por $5 millones y conocer directamente en sus asentamientos auríferos del cordón Baquedano, cómo se ejecuta la operación y cuál es la realidad de los extractores por medios mecánicos, fueron dos de las principales actividades del subsecretario de Minería, Edgar Blanco, durante su visita del miércoles pasado a Tierra del Fuego.

“Hemos visto varias cosas que nos impulsan a poner decisión de política pública que beneficien a los mineros de Magallanes, ya que la minería se desarrolla de manera distinta en todos los lugares de Chile. Esta no es una región fácil para hacer minería por razones de acceso, propiedad del suelo, de faenas operando de manera legítima, obtención de permisos, conectividad, poder de compra”, apuntó.

“Los temas que nos ha levantado el seremi hoy los estamos comprobando, igual que la reunión que sostuvimos con la Asociación de Mineros, en formación, para avanzar a soluciones definitivas”, acotó. Señaló que lo primero será ordenar la forma en que se hace minería, ya que es fundamental legalizar la faena, el permiso de explotación y cierre que entrega Sernageomin, lo que permitirá darle seguimiento y seguridad.

“Hay que alcanzar
acuerdos con
los ganaderos”

“Lo que hay aquí es explotación artesanal y pequeña minería, ya que si bien existe un grado de mecanización, son bajos volúmenes que se mueven y es mediante un esfuerzo familiar, y si las legalizamos podremos seguir dándoles apoyo desde el ministerio”, detalló. Respecto a los desencuentros de los mineros con los ganaderos del sector, porque se degradan los suelos de pastoreo, Blanco dijo que falta sentarse a conversar para ponerse de acuerdo.

“La minería se puede hacer sin afectar el entorno, aquí no existen aditivos de insumos tóxicos en el proceso y lo que se hace es un lavado y remoción o separación gravimétrica de los minerales y en eso se utiliza agua y tenemos que hacerla respetando a quienes son dueños de los predios superficiales. Hoy mismo, para llegar a un yacimiento tuvimos que pasar por 10 cierres y si podemos lograr acuerdos, tanto mejor”.

Dijo que conversando con la delegada presidencial, Margarita Norambuena, ésta le planteó la inquietud de los ganaderos, por lo que se ofreció a formar una mesa de diálogo donde se vean los desafíos de cada uno y que se comprometan a cumplirlos. Estimó que las operaciones observadas no son de afectaciones mayores a la capa vegetal, como se alega por el sector agrícola y medioambiental, admitiendo que no pudo ver en su desembocadura algún río que arrastre sedimentos, como se alega.

“La actividad humana puede generar movimientos en el entorno, pero cuando se hacen de buena forma y se prevén, y aguas abajo no hay mayor afectación, es factible hacerlo. Aquí hablamos de minería artesanal, con muy poco movimiento de material y que lleva sustento a más de 30 familias de la provincia. Es importante fomentarla, guiarla y lograr que se haga de la forma más sostenible posible”, cerró el subsecretario.

Ganaderos firmes
en su postura

Desde el sector ganadero, el estanciero fueguino Rodrigo Filipic comentó que pocos días antes de la llegada del subsecretario de Minería, efectuaron una fiscalización conjunta en campos del cordón Baquedano, el Servicio del Medio Ambiente, Sernageomin, Dirección de Aguas y Servicio Agrícola y Ganadero, “constatando que el río Del Oro se veía completamente sucio y contaminado a lo largo de su extenso recorrido”. Añadió que en el área también observaron “la destrucción total de unas turberas y todo el enorme e irreparable daño medio ambiental”.