Necrológicas

Ley del “Buen Morir” deberá enfrentar la falta de especialistas a nivel local

Por La Prensa Austral Martes 23 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
36
Visitas

El 21 de marzo del próximo año entrará en vigencia la Ley del “Buen Morir”, que busca garantizar los cuidados paliativos a enfermos graves o terminales. Este proyecto fue ingresado en abril de 2019, en un intento de hacer frente al avance de la moción que legalizaba la eutanasia.

“Esto va en la línea de aliviar en parte el dolor de los enfermos. La medicina ha avanzado lo suficiente para lograr aquello, pero lamentablemente las personas que necesitan cuidados paliativos no lo tienen (…) Esto avanza en la defensa de los derechos humanos porque morir en paz es un derecho humano”, afirmaba la senadora Carolina Goic, e integrante de la Comisión de Salud, durante la tramitación de esta iniciativa legal.

Este proyecto reconoce los derechos de las personas con enfermedades terminales, con miras a que tengan un “buen morir” a través de atenciones que atenúen las dolencias. 

En este caso se logró por ley que se instalen los cuidados paliativos más allá de lo oncológico, para todas las personas. “Esto implica un cambio de modelo, absolutamente, siguiendo la experiencia que hay en cuidados paliativos, se instalan los cuidados domiciliarios, más que la hospitalización, se busca que el momento de morir sea en el entorno más cercano. Se fortalece la atención primaria, la necesidad de capacitar a los equipos que es parte de lo que se necesita, no sólo los médicos, además esta ley contempla los recursos necesarios”, complementó la legisladora.

Para ello se dispone de una inyección de recursos que alcanza a los 13 mil millones de pesos, destinados a la contratación de profesionales, la compra de fármacos e insumos.

El médico geriatra y paliativista, Ramón Lobos Vásquez, subrayó que los cuidados paliativos son aquellos tratamientos, cuidados y atenciones, que brindan alivio sintomático, de manera que la persona no sufra las consecuencias de la enfermedad o sus manifestaciones.

En el caso de Magallanes, se cuenta con una unidad de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos destinada fundamentalmente a pacientes con patologías oncológicas, dado que sobre el 80% de quienes tienen esta patología presenta dolor en algún punto de la evolución de la enfermedad, puede ser durante o después del diagnóstico, incluso en aquellos pacientes a quienes no se les pueden entregar terapias curativas, por lo que en este grupo de pacientes es fundamental.

En Punta Arenas son alrededor de 250 pacientes oncológicos en cuidados intensivos y más de 300 en Magallanes que se controlan mensualmente para reducir el impacto de los síntomas, el más importante el dolor. “Si no podemos curar, entonces buscamos entregar alivio. Además en nuestra unidad se atiende a la familia porque es un problema que repercute en todos los sistemas familiares”, añadió Lobos, quien explica que este trabajo se realiza con un equipo multidisciplinario que procura entregar una atención integral.

Las patologías oncológicas están cubiertas por el sistema de Garantías Explícitas en Salud (Ges), siendo una de las primeras garantías, por lo tanto es algo que se encuentra financiado.

El médico Ramón Lobos fue acreditado por la Conacem (Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas), aunque sólo tiene 33 horas y para entregar esta atención se requiere al menos 66 horas, por lo que es menester formar especialistas en esta área, siendo una de las falencias no contar con un equipo que pueda entregar la atención domiciliaria especializada.