Necrológicas

El orgullo de ejercer la medicina en Magallanes

Por La Prensa Austral Lunes 6 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
864
Visitas

Cada 3 de diciembre se conmemora el Día del Médico, una fecha que busca valorar el trabajo de quienes dan todo de sí para mejorar la salud de su comunidad. Reconociendo que siempre desearon ser médicos, dos especialistas del Hospital Clínico relatan sus experiencias de vida y el orgullo de ejercer la medicina en Magallanes.

El médico nefrólogo Rodrigo Mansilla con orgullo da cuenta del trabajo que despliega en la especialidad en la región. “Tenemos el equipamiento, la gente capacitada y, ahora con la incorporación de los alumnos e internos, trae aires nuevos y eso nos incentiva a seguir mejorando, como un estímulo profesional. Así que, para mí, es un reto estar y ser parte del Hospital Clínico”, remarca.

Su infancia la vivió en Puerto Natales y se formó en la Universidad Austral de Chile. Y, su beca de Medicina Interna la realizó en la Universidad de la Frontera, en Temuco, y su especialidad de retorno la hizo en Valdivia. 

“Siempre quise ser médico. Quería ser camionero, bombero y médico. Hasta ahora sólo he ejercido esta hermosa profesión… Es difícil dejar de ser médico ya que esta carrera está relacionada con un sentido social. Una profesión que compartimos con otras carreras ligadas al área de la salud, así que no es algo exclusivo del médico, pero sí se necesita una gran vocación”, complementa el profesional magallánico. 

Por su parte, la neuróloga infantil Loreto Llanos, enfatiza que los más bonito de su profesión es trabajar con niños y la familia. “Siento que ellos también les gusta tener un médico que esté comprometido. Que puedan trabajar juntos y, que entienda lo que significa tener un niño con algún compromiso neurológico”, enfatiza. “No me arrepiento de la profesión que escogí”.

En sus inicios, la especialista se incorporó al ex Hospital Regional, y después de haberse formado en su especialidad, retornó a la ciudad, pero esta vez al nuevo centro asistencial de Avenida Frei.

A parte de destacar el avance en infraestructura, la especialista agradece el valioso aporte que realizan sus compañeros de trabajo y el equipo multidisciplinario que los acompaña.

“A pesar de ser una región extrema y que a veces tenemos mucha dificultad en solicitar exámenes o derivar a pacientes a Santiago, los usuarios son muy agradecidos por lo que nosotros hacemos en la región e intentamos que tengan una medicina de buena calidad, del nivel de nuestro país y que no tenga diferencias de lo que se realiza en Santiago”, sostiene.