Necrológicas

El Club de Volantes apuesta por un renovado autódromo

Por La Prensa Austral Lunes 20 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
412
Visitas

Para hoy a las 20 horas se citó a una segunda asamblea extraordinaria del Club de Volantes de Magallanes para elegir una nueva directiva por el periodo 2022 – 2024 y especialmente tratar la situación de los proyectos de mejoramiento para el autódromo de Cabo Negro, que por años se viene hablando pero muy poco se ha concretado.

Sin duda que será una reunión importante, la que incluso podría definir el futuro del automovilismo regional, considerando que nuestro principal recinto motor no da para más y sin duda está en una etapa terminal con respecto al estado del circuito como también muchas de sus instalaciones que han sufrido las inclemencias por el paso de los años y la falta de mantención.

Si no se le realiza una mejora importante en el corto plazo es factible que la actividad obligadamente deba entrar en receso, ya que la actual pista de Cabo Negro está en una situación crítica donde los parches que se le realizan fecha a fecha no son suficientes para garantizar las normas de seguridad que exige el automovilismo deportivo en la actualidad.

Lamentablemente en la primera asamblea realizada el miércoles pasado no se alcanzó el quórum mínimo de 41 socios que exige los estatutos del club, llegando sólo una treintena de asociados por lo que no se pudieron abordar los temas más importantes que tenía la tabla.

La actual directiva del Club de Volantes, dueños del autódromo, es presidida por Manuel González y viene trabajando desde el comienzo de su periodo en conseguir los recursos fiscales que permitan financiar la reparación de la pista asfaltada.

Las gestiones hasta ahora se estaban realizando a través de la municipalidad, con la que tienen un comodato por el recinto desde la época en la que Emilio Boccazzi era el alcalde, sin resultados positivos hasta la fecha.

DISPUTA INTERNA

Hay que reconocer también que una parte de la culpa es del propio Club de Volantes, donde existe un grupo de antiguos socios que han puesto trabas para que no se efectúen trabajos en el recinto, sin conocerse los motivos reales de su negativa.

Pero hay otro sector, que encabeza el propio “Pacín” González, que ha buscado por todos los medios revertir esta oposición para llegar a una solución definitiva, conociendo que a nivel de autoridades regionales existe un interés de apoyar al automovilismo.

En el último mes se lograron reactivar las gestiones pero ahora con la participación del gobernador Jorge Flies, quien hasta el momento se ha mostrado bastante motivado en ayudar.

Consultado “Pacín” González señaló que “los estatutos señalan que si no hay el mínimo de personas que exige la norma no se pueden tomar decisiones importantes, pero también indica que se puede realizar una nueva asamblea dentro de los quince días siguientes y ahí sí se puede adoptar cualquier resolución, sin importar el número de socios que participen”, de allí que llamó a una nueva reunión para hoy.

“La primera citación la hicimos con carta certificada a cada uno de los 80 socios y socias del club, además se les informó también por correo electrónico y otras redes sociales. Estaban todos comunicados pero la gente es floja para ir a reuniones”.

En principio la idea es que la actual directiva que conduce “Pacín” siga por un nuevo periodo y pueda seguir avanzando en el proyecto de reparación del autódromo.

NUEVO PLAN

“Estamos embarcados en un plan junto con el gobernador, el que está bastante encaminado y hay que continuarlo. Tenemos que hacer un nuevo comodato a favor del Gobierno Regional”, comentó González, de allí la importancia de la asamblea de hoy porque tendrá que entregarle el poder a la directiva para que pueda gestionarlo.

“Jorge Flies ha estado en Cabo Negro en dos oportunidades y nos señaló que de los tres proyectos más importante que se van a definir el 2022 (a nivel de gobierno regional), uno de ellos será el del autódromo y se comprometió en gestionarlo ante el Core”, indicó Manuel González.

“Actualmente tenemos una pista de casi tres mil metros pero la original tenía cinco mil. Flies nos propuso la idea de reasfaltar el actual circuito pero también integrar el tramo del trazado antiguo, por donde se corría antes cuando era de tierra”.

“Con un trazado más largo podríamos traer categorías desde otras partes, como la Porche que quería venir el año pasado además tendríamos más alternativas de circuitos. Ojalá también pudiéramos hacer un kartódromo, el que ya tenemos diseñado y no se ocuparía tanto material”.

OTROS TRABAJOS

Además se complementaría con una nueva torre de cronometraje, una mayor cantidad de boxes, asfaltar la calle de boxes y todo el área del parque cerrado.

“Primero hablábamos de un monto de mil quinientos millones de pesos sólo por el reasfalto del actual circuito, pero el gobernador nos señaló que si hay que meterle más plata, le metemos”.

“El autódromo y el Club de Volantes tiene un objetivo social importante, está inserto y abierto a la comunidad, somos iguales que cualquier otra asociación o actividad deportiva y tenemos los mismos derechos para presentar proyectos”.

“Nadie de los que practican automovilismo en nuestra región son ricos, somos gente común que nos gusta el deporte motor y prácticamente con el sacrificio personal logramos presentar un auto en la pista”, argumenta el timonel del Club de Volantes.

“El comodato sería con el gobierno regional, porque son ellos los que financiarán el proyecto, con una duración de veinte o treinta años, donde se supone que en esa cantidad de años la comunidad va a aprovechar los beneficios de la futura inversión. El proyecto definitivo se estaría presentando el próximo año para comenzar las obras en el recinto el 2023”.

OPTIMISMO

“Estamos optimistas. En la última fecha, Jorge Flies aprovechó de dar una vuelta con Pablo Capkovic en el Turismo Carretera y se comprometió en el mismo autódromo, ante todos los aficionados, de apoyarnos lo que fue muy aplaudido por la gente del cerro”.

“Las autoridades siempre han estado dispuestas a reparar el autódromo. Perdimos cuarenta años lamentablemente donde no se puso ni un clavo porque las directivas anteriores siempre andaban con cuentos y el comodato con la municipalidad nunca se fue a firmar al conservador de  bienes raíces para hacerlo efectivo, por lo que es sólo un papel sin valor legal”.

“No sacamos nada con llorar por la leche derramada. Ahora vamos a hacer todo lo posible para que se ponga la plata que se necesita y tengamos un autódromo como nos merecemos porque en la actualidad no lo tenemos. Andamos con parches y parches, a gatas realizando carreras, con el peligro que salgan los ‘cascotes’, caigan sobre un parabrisa y accidente a algún piloto”, concluyó señalando Manuel González quien mostró su optimismo por el futuro.

Ahora es el turno de los socios del Club de Volantes para que le entreguen las herramientas que necesita la directiva y pueda seguir avanzando en sus intenciones de disponer de un gran recinto como el que se merece el automovilismo magallánico.