Necrológicas
  • Pascual Ruiz Vargas
  • Luis Pérez Tapia
  • Elena Oval

Revelan acuerdo secreto entre la mujer que acusó al príncipe Andrés de abuso sexual y Jeffrey Epstein

Por La Prensa Austral Martes 4 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
309
Visitas

Virginia Giuffre alega que magnate neoyorquino la obligó a tener relaciones sexuales
con sus socios ricos y poderosos, incluido el hijo de la reina Isabel.

61

años tiene el segundo hijo de la reina Isabel II, quien no ha sido imputado penalmente y ha negado repetida y enérgicamente las acusaciones en su contra

Virginia Giuffre, la mujer que acusa al príncipe Andrés de abuso sexual, acordó no demandar a nadie relacionado con Jeffrey Epstein que pudiera ser descrito como un “acusado potencial”, según un documento secreto de 2009, divulgado este lunes por un tribunal de Nueva York, en el que el magnate neoyorquino pagó 500.000 dólares para finalizar un reclamo por daños y perjuicios.

Giuffre alega que Epstein, quien se suicidó mientras esperaba su juicio en 2019, la obligó a tener relaciones sexuales con sus socios ricos y poderosos, incluido el príncipe Andrés.

La mujer demandó al miembro de la realeza británica por daños no especificados, alegando que el príncipe la agredió sexualmente en 2001 cuando ella tenía 17 años y era menor de edad, según la ley estadounidense.

Andrés, de 61 años, segundo hijo de la reina Isabel II, no ha sido acusado penalmente y ha negado repetida y enérgicamente las acusaciones.

Los abogados de Andrés afirmaron que el acuerdo revelado este lunes protege al príncipe y a otros de ser demandados por Giuffre y esperan que sea motivo suficiente para que un juez desestime su demanda contra el miembro de la realeza.

Sin embargo, el equipo legal de Giuffre dice que los términos del acuerdo son irrelevantes para su caso contra el príncipe.

En su demanda de 2009 contra Epstein, los abogados de Giuffre dijeron que cuando era una adolescente fue abusada sexualmente en la casa de la Florida del magnate neoyorquino.

Agregaron: “Además de ser continuamente explotada para satisfacer todos los caprichos sexuales del acusado [Epstein], [Giuffre] también debía ser explotada sexualmente por los compañeros varones adultos del acusado, incluidos la realeza, políticos, académicos, empresarios y otros profesionales y conocidos personales“.

Jeffrey Epstein detuvo la denuncia y que el caso fuera a juicio al pagar 500.000 dólares el 17 de noviembre de 2009. El acuerdo, que fue confidencial por más de una década, fue revelado dada la importancia de la acusación contra el príncipe Andrés.

En el documento publicado este lunes, Giuffre acordó “liberar y absolver a Epstein y a cualquier otra persona o entidad que pudiera haber sido incluida como posible acusado”.

El acuerdo también aclara que libera de culpa a los “acusados potenciales” de cualquier acción legal en los Estados Unidos.

“Además, se acuerda que este acuerdo de conciliación representa una resolución final de un reclamo en disputa y está destinado a evitar litigios. Este acuerdo de conciliación no debe interpretarse como una admisión de responsabilidad o culpa por parte de ninguna de las partes”, dice el acuerdo.

Y agrega: “Las partes confirman y reconocen además que este acuerdo de conciliación se celebra sin ningún tipo de coacción o influencia indebida, y que han tenido una oportunidad plena y completa de discutir los términos del Acuerdo de conciliación con sus propios abogados”.

Este martes, el juez de Nueva York Lewis Kaplan escuchará los argumentos orales sobre si se debe desestimar o no la demanda.

La audiencia de las 10 horas (15 horas GMT) se llevará a cabo por videoconferencia.

Kaplan rechazó el viernes pasado los intentos de los abogados de Andrés de detener el avance de la demanda con el argumento de que Giuffre ahora vive en Australia.

El día anterior, los abogados de Giuffre exigieron que el príncipe Andrés entregara registros médicos que demostraran que no podía sudar.

Pues en una desastrosa entrevista de 2019 con la BBC, el príncipe negó la afirmación de Giuffre de que habían compartido un baile sudoroso en una discoteca de Londres, alegando que en ese momento no podía sudar debido a una condición relacionada con su servicio en la Guerra de las Malvinas de 1982.

Giuffre dice que el príncipe Andrés la agredió en la casa de Epstein en Nueva York, en su isla privada en las islas Vírgenes de Estados Unidos y que abusó sexualmente de ella en la casa londinense de su amiga Maxwell, quien le presentó el príncipe a Epstein a principios de la década de 1990.

Crece la presión
para que el príncipe Andrés pierda sus cargos militares

Cada vez más voces dentro del Ejército británico piden que el príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II y acusado de presunto abuso de menores en Estados Unidos, sea despojado de sus títulos militares, publica este lunes The Times.

El periódico recoge el testimonio de Julian Perreira, un veterano de los Guardias Granaderos, que pide la “dimisión inmediata” del duque de York como coronel de ese regimiento de infantería, cargo honorífico que heredó en 2017 de su padre, el difunto príncipe Felipe.

Perreira declara que permitirle seguir con ese y otros títulos en las Fuerzas Armadas supondrá “una mancha en la orgullosa historia” de los Granaderos y “devaluará su trabajo”.

Según el periódico, los oficiales se han mostrado incómodos al tener que brindar por la salud del duque durante las cenas de este regimiento.

The Times apunta que Andrés, de 61 años, ostenta nueve cargos militares y corresponde a su madre, la Reina, retirárselos oficialmente.

El príncipe afrontaba un proceso civil en Nueva York iniciado por la australiano-estadounidense Virginia Giuffre, de 38 años, que le acusaba de haber abusado sexualmente de ella en tres ocasiones cuando tenía 17, lo que el duque niega.

Con parte de la demanda contra Andrés, ayer se hizo público un acuerdo extrajudicial que habría firmado Giuffre con Epstein y que, según la defensa del duque de York, le exoneraría de cualquier responsabilidad.