Necrológicas
  • Angela Irlanda Navarro Arteaga
EDITORIAL

Admisión universitaria 2022

Por La Prensa Austral Martes 25 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
56
Visitas
  • En general, se puede coincidir con la evaluación positiva que realizaron los encargados del proceso, más allá de las brechas que siguen siendo importantes entre educación municipalizada, subvencionada y técnica respecto de la que se imparte en establecimientos privados.

Ayer se dieron a conocer los resultados del proceso de admisión universitaria, convocatoria en la cual participaron las carreras ofrecidas por los 45 planteles adscritos al Sistema de Acceso a la Educación Superior, entre ellas la Universidad de Magallanes.
Nuevamente, la carrera de Medicina fue la más requerida, con 37 mil 864 postulaciones válidas, seguida por Psicología (26 mil 973) y Enfermería (25 mil 418). Cabe indicar que estas tres carreras también son impartidas por la Umag, posibilitando que parte de los magallánicos que pudieron estar interesados en postular a estas especialidades tuvieran una opción clara en nuestra zona.

Derecho (14 mil 110), Obstetricia (13 mil 373) e Ingeniería Civil (12 mil 406) fueron las otras tres carreras que más postulaciones válidas recibieron en todo el país.

En general, se trató de un proceso marcado por cifras importantes, pues aumentó en un 6% el número de seleccionados respecto del proceso de 2021, llegando a 116 mil 792 estudiantes.

En general se puede coincidir con la evaluación positiva que realizaron los encargados del proceso, más allá de las brechas que siguen siendo importantes entre educación municipalizada, subvencionada y técnica respecto de la que se imparte en establecimientos privados.

Ello, porque los datos de la presente etapa de selección y admisión universitaria permite concluir que hubo un incremento en el número de seleccionados egresados de liceos técnico-profesionales y de establecimientos públicos (municipales y de Servicios Locales de Educación) en comparación con el año anterior.

De hecho, aumentó en un 16% el número de seleccionados desde la educación técnico-profesional y un 8%, desde los establecimientos públicos.

Sólo queda esperar que esta tendencia siga creciendo y consolidándose en los próximos años, pues todos los jóvenes deben tener posibilidades ciertas de acceder a la educación superior y ello no puede estar condicionado por el nivel socioeconómico de su grupo familiar.