Necrológicas
  • Angela Irlanda Navarro Arteaga
Incidente durante construcción

Empresario coreano enfrenta juicio por abuso sexual a niño de 12 años

Por La Prensa Austral Miércoles 26 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
129
Visitas

U

n empresario de origen coreano enfrenta cargos por abuso sexual en contra de un menor de 12 años, en un hecho presuntamente ocurrido en diciembre de 2019 en Puerto Natales.

El juicio se está desarrollando en el Tribunal de Juicio Oral en Punta Arenas, donde ayer se conocieron testimonios de detectives de la PDI que en la fecha mencionada recepcionaron la denuncia por parte de la madre del niño y conocieron el testimonio de la presunta víctima.

Estos dieron cuenta de un episodio registrado en las instalaciones de una construcción, hasta donde el menor llegaba frecuentemente acompañando a su padre, quien prestaba servicios para el acusado.

La denuncia apuntó a que este último, aprovechando que el pequeño se encontraba solo, procedió a tocarle sus partes íntimas. El niño aseguró que, mientras le pedía que no lo hiciera, el presunto agresor sólo se reía.

Sin embargo, los antecedentes aportados por la PDI en base a la investigación efectuada a partir del minuto de la denuncia, indicaron que varios trabajadores aseguraron que la persona de origen coreano tenía por costumbre tocarle los glúteos y reírse, lo que para muchos de ellos era tomado como una broma. Otros en cambio, reaccionaron con molestia pidiendo que pusiera fin a esas prácticas.

Por su parte, y de acuerdo a lo señalado por el acusado, las imputaciones en su contra responden a una “venganza” por parte del padre del menor, con quien habría tenido una serie de problemas respecto del servicio de construcción que le estaba prestando y que terminaron en un conflicto. Asimismo, aseguró que en varias oportunidades le solicitó al contratista que no llevara a su hijo ni a otras personas al trabajo, tanto por el peligro de las obras como por la distracción que eso significaba.

Los funcionarios de la PDI agregaron que al momento de tomarse la denuncia, el menor se encontraba “afligido” y que pese a presentar un déficit de lenguaje pudo expresar claramente lo que asegura fue una agresión en su contra.