Necrológicas
  • Oscar Luis Cárdenas Ordenes
  • Ema Costa Iribarren
  • Manuel Suárez Mattioni
  • Mercedes Pizzulic Piffautt

Museo Nao Victoria aprovechó “Veranito de San Juan” para vivir una jornada en familia

Por La Prensa Austral Domingo 26 de Junio del 2022

Compartir esta noticia
305
Visitas

– Tras este evento, el Museo Nao Victoria retomará su funcionamiento habitual de 10 a 17 horas en horario de invierno, esperando remontar después de 23 meses sin trabajar, como consecuencia de la pandemia.

El flujo de gente fue interminable y en las afueras, costaba encontrar un espacio donde estacionarse. La Nao Victoria invitó a la comunidad a vivir una jornada familiar, aprovechando las buenas condiciones climáticas que propiciaron este “Veranito de San Juan”, justo para estas fechas. Desde las 16 y las 19 horas, las visitas fueron constantes, tanto para recorrer las embarcaciones más emblemáticas del museo como para disfrutar de una fogata a orillas del Estrecho o simplemente compartir un café en familia, mientras de fondo sonaba la música de la violinista estadounidense Sara Garthe.

El empresario y dueño del museo, Juan Luis Mattassi, explicó que para el Día del Patrimonio recibieron 870 personas en dos días y si bien ya estaban abiertos desde el 4 de enero, “quisimos hacer otra actividad abierta a la comunidad, pensando en dejar esta fecha para siempre, para los niños y familiares, para incorporarnos nuevamente con la sociedad de Punta Arenas con la que estuvimos separados tantos años, por fuerza mayor y buscando otro nicho de actividades en el museo, porque de marzo hasta septiembre se hace muy largo el invierno. En este caso es una actividad gratuita, por el ‘Veranito de San Juan’, porque aunque hacer actividades en invierno es complejo, siempre, estadísticamente, para San Juan, los días 24 de junio o alrededores, hay buen clima. Hay tres o cuatro días que son buenos y quisimos aprovecharlo”, destacó Matassi.

Si bien comenzaron a las 16 horas, no tardó mucho en llenarse toda la zona del museo, donde los asistentes pudieron disfrutar de una fogata en la playa, juegos inflables, y la presencia de educadoras de párvulo, que hicieron de guía en el interior de las embarcaciones. Y cuando ya la luz se había ido, los niños pudieron disfrutar de un recorrido solamente usando linternas. Mientras tanto, la música siempre estuvo presente, a cargo de la violinista estadounidense Sara Garthe, que interpretó algunas piezas celtas y otras del cancionero chilote y del sur de Chile.

Tras este evento, el Museo Nao Victoria retomará su funcionamiento habitual de 10 a 17 horas en horario de invierno, esperando remontar después de “23 meses sin trabajar; fue un drama económico y, sobre todo, los chicos, que estuvieron encerrados, fue fuerte. Ahora estamos preparando un monumento a una ballena jorobada que salta fuera del agua, una escultura de 9 metros de alto. Está en un taller y creo que en un mes tendremos novedades, porque la idea es que esté para esta temporada y todo el conjunto, para el próximo año”, finalizó Juan Luis Mattassi.