Necrológicas
  • Eudalia del Carmen Ojeda Ojeda

¡Gracias, Coco…!

Por Jorge Abasolo Lunes 27 de Junio del 2022

Compartir esta noticia
124
Visitas

Por Jorge Abasolo

¿Qué te pasa, Jorge?  Te veo un poco compungido.

– No es para menos. Fíjate que casi atropello a mi suegra…

– ¿Te fallaron los frenos?

– No, el acelerador.

¿Por qué un relato de este tipo causa gracia?

En primer lugar porque se ha elegido a una persona que no siempre goza de “simpatía” en ninguna parte del planeta. No en vano la suegra es el fundamento de muchos chistes y chascarros en todas las latitudes.

Lo otro es la capacidad de sorpresa que todo buen chiste debe conllevar. Entre los frenos y el acelerador hay una gran diferencia, lo que cambia súbitamente el sentido de la respuesta del tipo con aspecto de compungido.

¿Sabía usted, amigo lector, que los niños ríen 400 veces por día y los adultos reímos sólo de 20 a 30 veces en un día? Entonces, “póngase las pilas”, porque reír cura enfermedades psíquicas, como la depresión, el estrés, la angustia, la falta de autoestima o problemas de relación. Y como analgésico, alivia dolores y postoperatorios.

En muchos países existen actualmente las llamadas “clínicas de risoterapia”, en las que se ayudan a curar muchas enfermedades sólo con la risa.

– La risoterapia es una técnica de curación reciente que mediante la risa consigue generar estados anímicos que influyen en nuestro cuerpo y nuestra mente. Cuando nos reímos se genera un estado de ánimo positivo. Nos ayuda a asumir una visión positiva y tranquila de las cosas y nos hace sentirnos humanos, hermanados.

Fue el año pasado cuando la idea de hacer un Museo del Humor en Chile tomó cuerpo en la figura de Coco Legrand. Y me lo hizo saber. Luego de una reunión de trabajo y escanciando algunas copas de líquido elemento, Legrand me dijo en un café:

– Jorge, este Museo del Humor lo voy a donar a la Universidad Diego Portales, pues se trata de la única casa de est udios que mantiene una cátedra de Humor.

Y enseguida me agregó:

– Tú debieras estar en ese Museo con uno de tus libros, pues tus textos son de gran factura. Además tú haces humor escrito, y necesitamos gente de ese tipo en el Museo…

Yo quedé asombrado y hasta descolocado ante la oferta, y le retruqué al instante:

– ¡Pero, claro Coco! Será un honor.

Lo concreto es que el próximo jueves 30 de junio, a las 12,30 hrs. se llevará a cabo la donación del sitio web del Museo del Humor de Coco Legrand al Instituto de Estudios Humorísticos de la UDP (Universidad Diego Portales)

La ceremonia se realizará en el Estudio de TV de la Facultad de Comunicación y Letras de la Universidad Diego Portales, ubicado en calle Vergara 240. El evento será transmitido por You Tube y Facebook Live de la Facultad de Comunicaciones y Letras de la UDP.

La entrada es abierta y para todo público.

Traten de ir…pues una sociedad sin humor viene siendo algo así como un vampiro con anemia o una TV sin imagen.

Recuerden que así como la imaginación nos compensa por lo que no somos, el humor nos compensa por lo que somos.

En una próxima columna les daré a conocer la página web para que visiten este atractivo Museo.