Necrológicas
  • Oscar Luis Cárdenas Ordenes
  • Ema Costa Iribarren
  • Manuel Suárez Mattioni
  • Mercedes Pizzulic Piffautt
Testimonios de dos pilotos de Dap

Mujeres cumplen el sueño de volar

Por La Prensa Austral Viernes 5 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
207
Visitas
  • El 26 de julio se conmemoró en Chile el Día de la Mujer Piloto, en homenaje a Graciela Cooper, la primera chilena en obtener licencia de piloto en 1930, a los 19 años de edad.

 

Graciela Cooper fue la primera chilena en obtener licencia de piloto el 26 de julio de 1930. Tenía sólo 19 años de edad. Esa fecha se instauró oficialmente para conmemorar el Día de la Mujer Piloto en nuestro país.

En la actualidad, de un total de dos mil pilotos comerciales y de transporte en Chile, aproximadamente 70 son mujeres.

En la empresa magallánica Dap, se desempeñan dos mujeres piloto: Gloria Vallejos y Francisca Gutiérrez, quienes en vista de esta conmemoración compartieron parte de su experiencia de vida.

“Volar es desafiante

en su totalidad”

Gloria Vallejos Núñez (32 años) es piloto de Dap desde julio del año pasado. Con 4.000 horas de vuelo, es la primera piloto mujer con habilitación de BAE/RJ en Chile.

– ¿Siempre quisiste ser piloto? ¿Desde niña?

– “Sí. Siempre estuve relacionada con la aviación por parte de mi familia. Me llamó la atención hacer algo diferente a lo rutinario y el hecho de volar siempre estuvo presente como mi futuro laboral”.

– ¿Dónde estudiaste?

– “Posterior a mis estudios de enseñanza media, estudié Odontología, pero mi sueño fue siempre ser piloto. Prevaleció mi sueño y lo estoy cumpliendo. Aprendí a volar en una escuela de vuelo; luego ingresé a Latam donde hice curso de Airbus 320 en Estados Unidos. Volé por más de cuatro años en dicha empresa. Luego postulé a Dap, después de haber hecho curso de BAE/RJ en Chile y su culminación en el simulador de vuelo en Milán, Italia. Paralelamente terminé mis estudios y me gradué en la Universidad Andrés Bello de Investigador de Accidentes de Aviación, cargo que actualmente ejerzo en la empresa -aparte de volar-, en el área SMS Transporte Público de la Gerencia de Operaciones”.

– ¿En qué empresas has trabajado?

– “Trabajé en Latam volando A319-320-321”.

– ¿Cuál fue tu primer vuelo en una línea aérea comercial? ¿En qué tipo de avión?

– “Mi primer vuelo fue un Santiago-Puerto Montt en un A320”.

– ¿En qué rutas estás volando hoy en día?

– “Vuelo primariamente en la zona norte en las rutas de Coposa y El Salvador para nuestros clientes de la minería. También he participado en diferentes vuelos chárter de traslados hacia y desde Punta Arenas o lo que solicite la compañía. Y el próximo verano estaré operando vuelos a la Antártica”.

– ¿Qué es lo más desafiante de ser piloto de aviones?

– “La verdad es que el vuelo en sí es una actividad desafiante en su totalidad. Esta característica se puede resumir en tres grandes áreas que comprenden: administración de carga de trabajo, asertividad en la toma de decisiones y saber adelantarse a los hechos, siendo proactivo y no reactivo”.

– ¿Qué se siente ser la primera piloto mujer con habilitación de BAE/RJ en Chile?

– “Me siento agradecida por la confianza que han depositado en mí y, a su vez, con un gran sentido de responsabilidad y seriedad, lo que me motiva e incentiva a aprender y mejorar día a día”.

– Desde los puntos de vista profesional y personal, ¿qué satisfacciones te ha traído esta profesión?

– “Desde el punto de vista profesional, me ha permitido acceder a la más variada tecnología existente en aviación al volar distintos tipos de aeronaves; y desde el punto de vista personal, conocer distintas culturas al viajar a otros países, alternando con personas dentro de un ambiente que, si bien es cierto es común, a veces es enfocado desde una perspectiva distinta a la nuestra”.

– ¿Qué es lo más fascinante de pilotear un avión?

– “Al pilotear un avión es fascinante observar cómo tu cabina, que es como tu oficina en tu lugar de trabajo, se asimila a un cuadro que cambia día a día y a cada instante; nunca es algo fijo: cambian el cielo, las nubes, sus colores, los paisajes. Es algo hermoso, que doy gracias de tener el privilegio de poder contemplar”.

– ¿Qué sacrificios personales has debido afrontar al ejercer esta profesión?

– “Quizás el estar fuera de casa por largos períodos resulta ser un sacrificio personal, pero el profesionalismo inherente a esta profesión hace que sea asumido como tantas otras profesiones que se desarrollan bajo sistemas de turnos”.

– ¿Qué desafíos tienes para el futuro?

– “Mis mayores desafíos para el futuro son seguir desempeñándome de la mejor manera en la empresa, crecer profesionalmente, asumir labores de mayor responsabilidad, volar materiales de vuelo en concordancia al avance del desarrollo tecnológico, unido al crecimiento como persona”.

“Siempre estoy

pensando en volar”

Francisca Gutiérrez Solís (30 años) es piloto de Dap desde el 1 de junio de este año y pronto alcanzará las 700 horas de vuelo.

– ¿Siempre quisiste ser piloto? ¿Desde niña?

– “La pasión por la aviación la conocí a través de mi padre. Tengo recuerdos de muy pequeña en el hangar esperando ansiosa poder subirme al avión. Para mí siempre fue algo excepcional e increíblemente entretenido salir a volar con mi papá. Si bien al crecer y terminar el colegio no la tenía presente como una carrera, la vida se encargó de que así fuera y hoy no me podría imaginar ejerciendo otra profesión”.

– ¿Dónde estudiaste?

– “Gracias al infinito apoyo de mis papás, estudié en Pan Am Flight Academy, en Estados Unidos. La base donde obtuve mis licencias estaba ubicada en Merrit Island, Florida, una pequeña ciudad donde nos movíamos en bicicleta al aeropuerto y compartíamos con pilotos de distintas nacionalidades, conociendo distintos aeropuertos. Tengo los mejores recuerdos de esa época”.

– ¿En cuáles empresas has trabajado?

– “Durante dos años participé en las operaciones aéreas como primer oficial en Aerocod, Puerto Montt, aeródromo La Paloma. Tuve la oportunidad de volar Cessna 208, Caravan y Let 410. Una gran experiencia que me abrió las puertas para conocer, experimentar y aprender”.

  ¿En cuáles rutas estás volando hoy en día?

– “Por el momento me encuentro en periodo de instrucción junto a mi compañero Sergio Cohen para habilitarnos en el Twin Otter y así pronto formar parte de la tripulación de las rutas a Porvenir y Puerto Williams”.

– ¿Qué es lo más desafiante de ser piloto de aviones?

– “Para mí lo más desafiante o el factor que siempre estamos evaluando es la meteorología, pero también es un factor que nos mantiene alertas, concentrados y evaluando. En lo personal es el proceso que más disfruto del vuelo y en el cual se aprende mucho”.

– Desde el punto de vista profesional, ¿qué satisfacciones te ha traído esta profesión?

– “Lograr ser piloto era un gran paso. Ahora bien, ejercerlo como una profesión es una gran satisfacción. A veces el camino para poder concretar lo que uno quiere es un poquito más largo; pasan cosas entre medio como una pandemia, pero el poder estar aquí volando y seguir avanzando es muy importante”.

– ¿Qué es lo más fascinante de pilotear un avión?

– “Las vistas para mí son impagables, al igual que poder estar en control del avión y desconectarse de lo que pasa en tierra. Podría decir que desde la primera vez que despegué aún no aterrizo; siempre estoy pensando en volar”.

– ¿ Qué sacrificios personales has debido afrontar al ejercer esta profesión?

– “El constante movimiento. Salir de la zona de confort y tomar la decisión de moverse y comenzar nuevos ciclos, periodos. Durante la pandemia, la flexibilidad y reinventarse fueron claves para poder mantener las habilitaciones y seguir volando ahora”.

– ¿Qué desafíos tienes para el futuro?

– “El próximo desafío es obtener pronto la habilitación de Twin Otter y prepararnos para volar esta nueva temporada. Me hace mucha ilusión volar y aprender de la zona. El ejercicio de querer mejorar es constante, por lo tanto va de la mano con el crecimiento y proyección de todo piloto que es volar a la izquierda como capitán, otro futuro desafío”.