Necrológicas
  • Hernán Soriano Barahona

Buques inmortales: lancha Punta Arenas, 20 años de servicio enfrentando el temporal

Por La Prensa Austral Jueves 18 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
159
Visitas
  • Francisco Sánchez Urra
    Historiador

  • Entre sus diferentes acciones de despliegue se cuentan diferentes operaciones de búsqueda y salvamento marítimo, apoyo en emergencias, conectando comunidades aisladas y realizando tareas de control de tráfico marítimo.

 

En las últimas dos décadas la silueta de un particular buque ha estado presente en la bahía de Punta Arenas, de un casco largo y una superestructura blanca, generalmente en el muelle menor de la capital regional, no pasa inadvertida desde la costanera, llamando la atención por sus líneas y velocidad al zarpar.

Es la lancha de servicio general Punta Arenas, nave del servicio de Litoral, la cual ha forjado su singladura en las aguas australes, siendo parte de las historias marítimas de nuestra región.

Historia

La lancha de servicio general (LSG) 1619 Punta Arenas cumplió el 1 de agosto un nuevo aniversario de su puesta en servicio en la Armada de Chile, siendo parte de las unidades de la Tercera Zona Naval que operan desde la capital de la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Construida por Asmar Talcahuano la nave fue lanzada al agua el 10 de junio, incorporada al servicio en agosto del 2002, recalando el 15 de octubre a puerto base para iniciar su operación en la jurisdicción de la Tercera Zona Naval, enfrentando las difíciles condiciones de clima de la zona austral.

La unidad fue construida como parte del proyecto “Danubio”, que contempló trece lanchas de servicio general para el servicio de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante.  Siendo sus principales roles el  patrullaje, vigilancia y control marítimo de aguas jurisdiccionales; búsqueda y salvamento marítimo; apoyo al mantenimiento de la señalización marítima; apoyo logístico a zonas aisladas; Policía Marítima y transporte auxiliar.

Con una dotación de 11 servidores navales, el buque se encuentra equipado con tecnología de punta, contando con capacidades para cubrir extensas zonas en poco tiempo, alcanzando los 21 nudos como velocidad máxima (42 kilómetros), con un desplazamiento de 110 toneladas, habiendo recorrido en sus casi dos décadas de servicio más de 360 mil kilómetros, lo que equivale a ocho vueltas al mundo.

De esta manera al igual que otras unidades y reparticiones de la institución, la LSG-1619 Punta Arenas ha formado parte de las operaciones en el actual contexto de Emergencia nacional y protección civil; contribuyendo al desarrollo nacional y a la acción del Estado, seguridad e intereses territoriales manteniéndose presta a servir a Chile en los rincones más apartados de la zona austral.

Entre sus diferentes acciones de despliegue se cuentan diferentes operaciones de búsqueda y salvamento marítimo, apoyo al traslado de efectivos al incendio de Timaukel durante el presente año, así como conectando comunidades aisladas de la Región de Magallanes y Antártica Chilena, realizando tareas de control de tráfico marítimo, siendo parte de los esfuerzos permanentes de los hombres y mujeres del servicio de litoral, ganándose un espacio en la historia de la región donde en Punta Arenas ha cumplido servicios, marcando una singladura única en los mares australes.

La tripulación de

un buque inmortal

Los buques tienen un alma, la cual se va forjando con cada una de las dotaciones que han pasado por sus cubiertas, éstas van forjando historias escritas con sacrificio y muchas veces guardan el silencio de momentos únicos. 

Es de esta manera que, conocer a quienes cumplen diferentes roles y tareas de estas naves, es vivir en parte la pasión, entrega y profesionalismo que con cada acción van marcando la singladura.

A 20 años de cumplirse la puesta al servicio de la lancha de servicio general 1619 Punta Arenas, estas son las reflexiones de la dotación que navega en las aguas australes venciendo el temporal: “El asumir el mando de una unidad que por 20 años ha surcado la zona austral es un desafío, en donde las condiciones meteorológicas adversas son una constante, exigiendo al máximo a la dotación, en donde la unión y trabajo en equipo es fundamental día a día”, señala el teniente primero Litoral, Pablo Maturana, comandante.

En tanto, el teniente primero Litoral, Natalia Martínez, segundo comandante, manifiesta:

“La LSG Punta Arenas es una unidad que se ha ganado su espacio en la historia de Magallanes, siendo diversos los despliegues en tareas de búsqueda y salvamento marítimo, así como apoyo a zonas aisladas, comisiones de mantención de señalización marítima, cumpliendo con las distintas áreas de misión de la Armada de Chile en la Región de Magallanes y Antártica Chilena”.

El subteniente Kevin Gargurevich expresa:

“Cada navegación en la LSG Punta Arenas es única, estando siempre alerta a las diferentes condiciones que se presentan, lo cual nos obliga a estar conscientes de la labor e importancia de nuestro servicio a la Patria”.

El cabo primero Ulises Mella dice: “Hay muchas cosas que me han marcado como dotación de esta unidad naval, entre ellas el navegar por hermosos, pero al mismo tiempo inhóspitos parajes, realizando rescates y venciendo el temporal, eso es vivir realmente lo que es ser marino”.

El cabo primero Eduardo Bugueño refiere: “Esta unidad naval tiene impregnada en sus motores y fierros el espíritu de sacrificio y voluntad de vencer de muchas dotaciones, eso se siente al momento de estar a bordo, siendo un tremendo orgullo ser parte de esta historia que se escribe en las aguas australes de Chile”.

Por su lado, el sargento segundo Iván Parra indica: “La dedicación y entrega de cada uno de nosotros con la unidad es fundamental, no hay nada al azar, cada mantenimiento y preparación son hechos con compromiso, siendo parte de un grupo humano fuerte en donde todos somos uno”.

El cabo segundo Froilán Paillali manifiesta: “Basta con estar a bordo para darse cuenta de que la Punta Arenas es especial, en cada rancho se siente la camaradería y también el respeto por cada responsabilidad asignada, con buen humor y siempre siendo unidos”.

El cabo segundo César Reyes señala: “Como toda unidad de la Armada hay diferentes labores, respondiendo a cada zarpe con unión y profesionalismo, eso hace que el servicio sea un compromiso con nosotros y nuestras familias, zarpando muchas veces enfrentando el temporal pero sabiendo que la responsabilidad que asumimos es tremenda”.

El cabo segundo Nicolás Carrasco resalta: “Navegar por Magallanes es una experiencia única, que pone al marino a prueba en todo momento, siendo un tremendo orgullo ser parte de una unidad que por 20 años ha marcado la historia en labores muchas veces silenciosa, pero que son tremendamente gratificante y que nos marcan día a día”.

El cabo primero Héctor Toledo describe: “Cruzar el estrecho de Magallanes, enfrentar la lluvia, el viento y la nieve, estudiar las cartas para llegar a lugares recónditos, eso marca un espíritu único que hace de esta lancha, la Punta Arenas, parte de una singladura que hace historia con cada zarpe”.

El cabo primero David Peña comenta: “Esta es una lancha de hermosas líneas y donde su superestructura blanca nos recuerda que es del servicio de litoral, en donde hombres y mujeres a lo largo de todo Chile demuestran con entrega, compromiso, patriotismo y pasión que estamos dispuestos a vencer el temporal, siendo una lancha inmortal”.

La Lancha de servicio general 1619 Punta Arenas continuará su servicio desde la capital de la región de Magallanes y Antártica Chilena, siendo parte de una historia forjada en el mar, la cual da cuenta de sacrificio y entrega, la que ha quedado impregnada en sus fierros y que hoy dejan la blanca estela de su navegación en las aguas australes.