Necrológicas
  • José Germán Cariñanco Mansilla

Papa Francisco descartó ordenar a mujeres sacerdotes, pero dijo que merecen “más lugar” en la Iglesia

Por La Prensa Austral Martes 29 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
105
Visitas

El Papa Francisco descartó la posibilidad de ordenar a mujeres sacerdotes, y aunque admitió que “hay que dar más lugar a la mujer en la Iglesia” insistió en que “no es una privación que la mujer no entre en la vida ministerial”, en una entrevista publicada ayer.

El portal jesuita de Estados Unidos americamagazine.org publicó una extensa entrevista del Papa.

Sin embargo, el Papa -que hizo la entrevista en español- mide cada palabra y no se aparta apenas de opiniones anteriores sobre todos estos temas, evitando criticar la ortodoxia católica o el comportamiento concreto de ciertos obispos o diócesis.

Así, en respuesta a una pregunta sobre las mujeres “dolidas porque no pueden ser ordenadas sacerdotes”, el Pontífice lo reduce a un problema teológico: según él, aquí confluyen el “principio petrino, que es el de la ministerialidad” y el “principio mariano, el de la mujer en la Iglesia”, y afirma que “en nuestra catequesis hemos fallado mucho en explicar estas cosas”.

Pero para que no queden dudas, subraya que el hecho de “que la mujer no entre en la vida ministerial no es una privación, no. Tu lugar es aquello que es mucho más importante y eso es lo que nosotros no hemos desarrollado todavía”.

Aborto

Con respecto al aborto, disipa cualquier duda y se muestra tajantemente contrario: el feto -dice- “es un ser humano vivo. No digo una persona, porque se discute eso, pero un ser humano (…) ¿Es justo eliminar un ser humano para resolver un problema? ¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?”.

Abusos sexuales

Los entrevistadores preguntaron con insistencia sobre la respuesta de la Iglesia al tema de los abusos sexuales infantiles por parte de sacerdotes, y ante ello el Papa también evita ahondar en la autocrítica: “La Iglesia hizo una opción: no cubrir, y de así se fue progresando a través de procesos judiciales (…) Cuando la gente honesta ve cómo la Iglesia se hace cargo de esta monstruosidad, ve que una cosa es la Iglesia y otra son los abusadores que están dentro y que son castigados por la misma Iglesia”.

Cooperativa