Necrológicas

– Isabel Gallardo Pérez

– Olaf Frank Yaksic Dobson

– María Teresa Pacheco Pacheco

– Bartolomé Segundo González Rojas

El imputado Moisés González Gómez fue ingresado a la cárcel

Más de diez años de prisión arriesga mecánico automotriz autor del accidente que cobró la vida de turista español

Lunes 2 de Enero del 2023

Compartir esta noticia
4,539
Visitas

No cabía otra resolución judicial, por más que la defensa intentara buscar un argumento para que el imputado pudiera cumplir una medida cautelar distinta a la prisión preventiva. El peso de los hechos y los antecedentes fueron más que determinantes para que el juez de Garantía, Cristián Armijo ordenara el ingreso al complejo penitenciario de Moisés Guillermo González Gómez, de 22 años, quien en la madrugada del 31 de diciembre, causó la muerte del turista español José López Santiago, de 69 años, en calle José Nogueira casi al llegar a Balmaceda, tras conducir a alta velocidad a bordo de un vehículo Mazda Demio, de color negro.

Tres son los delitos que se le imputan: manejo en estado de ebriedad y bajo los efectos de sustancias psicotrópicas (cocaína en este caso) con resultado de muerte, abandonar el lugar del accidente sin prestar auxilio a la víctima y finalmente, quebrantamiento de sentencia, puesto que González Gómez estaba impedido de conducir vehículos, luego que se le impusiera la medida de suspensión de licencia por dos años, como pena sustitutiva también por manejo en estado de ebriedad. Por eso, una vez leída la resolución judicial que envió a la cárcel al mecánico automotriz, una decena de sus familiares que asistieron a la audiencia se retiraron abatidos, muchos llorando, puesto que tienen conciencia que pasará años en la cárcel.

El fiscal Fernando Dobson explicó que solicitó la reclusión en la cárcel debido a que, por su actuar y la gravedad de los delitos, Moisés González representaba un peligro para la sociedad: “Vemos que conforme a la aplicación de las normas de la Ley de Tránsito se trata de penas que necesariamente entendemos como Ministerio Público que serán de cumplimiento efectivo, de manera que se justifica la proporcionalidad de la prisión preventiva”. Por consiguiente, las penas que arriesga el autor del mortal atropello son altas. “Por conducción en estado de ebriedad, la pena si bien parte en 3 años y un día puede llegar a 10 años de cárcel, y además, hay normas especiales cuando son reincidentes como este caso, ya que en noviembre fue condenado por el mismo delito y habiendo un agravante, por ese delito sería una pena de 5 a 10 años, sumado a 3 años y un día a 5 por darse a la fuga del lugar del accidente”.

Los hechos

El 31 de diciembre, cerca de las 4,20 horas el imputado conducía a gran velocidad un vehículo Mazda por calle José Nogueira hacia el sur, bajo los efectos del alcohol y sustancias psicotrópicas. Tras cruzar calle Errázuriz, intentó sobrepasar a un Nissan que lo antecedía, sin tener el tiempo ni espacio suficiente para concretar esta medida con seguridad, por lo que ambos autos colisionaron por roce, por lo que González perdió el control del Mazda, chocó contra la solera ingresando a la acera y atropellando, de esta manera al turista español José López Santiago, quien circulaba por la acera junto a su familia, tras salir del Hotel José Nogueira, donde alojaban, para acudir a una visita al Parque Marino Francisco Coloane, al sur de Punta Arenas. Luego del impacto, el conductor y su acompañante, Sebastián Montaner Ule, abandonaron el vehículo y se fugaron del lugar por calle Balmaceda hacia la costa, sin prestar ayuda a la víctima y tampoco estableciendo alguna acción para dar cuenta a la autoridad.

Mientras tanto, el ciudadano español, dejó de existir en el lugar pese a que el Samu acudió prestamente al lugar. La víctima presentaba un politraumatismo (traumatismo faceo cráneo encefálico, traumatismo torácico complicado, fractura de pelvis y luxación de extremidad inferior izquierda).

Su madre lo acompañó
a entregarse

A las 11,51 horas del sábado, vale decir más de siete horas después de la tragedia, Moisés González acudió hasta la Primera Comisaría de Carabineros acompañado de su madre a entregarse a las autoridades. Fue sometido a pruebas de alcotest y narcotest, resultando positivo por cocaína y THC (principal constituyente psicoactivo del cannabis). Además, al revisar carabineros el auto, se encontró en su interior con 600 mg de cocaína, 1,8 gramos de marihuana, dos moledores, una pipa y un encendedor.

De acuerdo a la declaración que entregó la madre del imputado, cerca de las 7 de la mañana llegó Carabineros para consultar por el vehículo involucrado en el accidente. A las 11,45 horas recibió un llamado de su hijo quien le relató lo sucedido, señalando que por temor, escapó.

En su declaración, Moisés González relató que a las 2 de la madrugada “salió a dar unas vueltas” en el auto que si bien le pertenece, estaba a nombre de su madre. Luego de comprar un pack de cervezas con su amigo Sebastián Montaner y consumirlas, compartieron un cigarrillo de marihuana, para después seguir circulando por la ciudad. Alrededor de las 4 de la madrugada se detuvieron en un sector y aseguró que su acompañante comenzó a consumir cocaína. Continuaron su recorrido y ahí fue cuando indicó que en calle José Nogueira, al intentar sobrepasar a otro vehículo (un station wagon Nissan) éste cambió de pista hacia su calzada, por lo que chocaron violentamente. “No recuerdo con qué pasé a chocar y producto del impacto, al ver que salía humo del motor, le dije ‘Sebastián, vámonos que van a llegar los carabineros y vamos a cagar’”. Agregó que huyeron hacia la Costanera y posteriormente subieron por Avenida Independencia hasta llegar al barrio 18 donde el imputado se dirigió a casa de su abuela, sacó otro vehículo (Ssangyong) Korando “de mi propiedad, ya que anteriormente era de mi padre”. Así, se dirigió hacia el supermercado Unimarc de Zenteno donde se estacionó “y procedí a dormir con Sebastián, pues en todo momento me acompañaba”.

Cuando despertaron, trasladó a su amigo hasta su domicilio, cerca de la Escuela La Milagrosa, y de ahí se fue a casa de otro amigo “a captar Internet”. Allí pudo ver en las redes sociales las consecuencias de su actuar, y así llamó a su madre para contarle su participación en los hechos.

Versiones contrapuestas

A la comisaría se presentó también Sebastián Montaner, quien también se sometió a las pruebas de narcotest, resultando positivo por cocaína. También prestó declaración, que en algunas partes no concuerdan con aquella entregada por el imputado. Detalló que ambos bebieron un par de cervezas cada uno y fumaron marihuana, y que como a las 4 de la madrugada, se detuvieron para consumir cocaína. Al momento del accidente, recordó que al intentar adelantar a un vehículo, lo chocó por el costado, perdiendo el control del móvil y chocando contra la solera. Ahí, Sebastián indica que se golpeó la cabeza y que al recobrar la conciencia, vio que su amigo se había ido corriendo, tomó su celular y lo siguió. En ese trayecto recordó que Moisés González había manifestado que quería volver al lugar a ver su auto, “pero yo me fui del lugar, dejándolo solo, desconociendo que producto del accidente haya atropellado a una persona. Me mantuve caminando por diferentes calles y a las 11 horas me percaté de lo sucedido, y traté de contactarme con él, pero no me contestó, por lo que fui a la comisaría a declarar, dándome cuenta que mi amigo había concurrido anteriormente a entregarse”. ¿En qué calidad quedó Montaner? Respondió el fiscal Dobson que “se dispuso su detención por consumo de sustancias estupefacientes y su libertad el día de ayer (sábado).

La defensa

González fue defendido por la abogada Karina Ulloa, quien propuso una medida cautelar de menor intensidad, porque el imputado acudió a la Comisaría y se sometió a los exámenes. “Es un caso complejo, por todas las aristas que tiene y es una persona que efectivamente, tiene riesgo de una sanción en cárcel, lo que nos complica para efectos de él, en este momento, poder arriesgar esta prisión preventiva que finalmente se decretó”.

Pero por la cantidad de delitos, el juez Armijo estimó que Moisés González es un peligro para la sociedad, y porque también incumplió una sentencia. “El Tribunal siempre ha tenido y debe tener por obligación en consideración la presunción de inocencia, y particularmente este magistrado, lo que en este caso, lamentablemente, no acontece. En definitiva, nos encontramos con una persona que recientemente, en noviembre de 2022 fue condenado por manejo en estado de ebriedad, decretándose la pena sustitutiva, particularmente lo que tiene que ver con la suspensión de la licencia de conducir, por lo que estamos hablando de una persona que recientemente había tenido noticias de que no podía subirse a un vehículo y conducir en cualquier circunstancia, y sin embargo, lo hace, más encima, bajo consumo de sustancias psicotrópicas”.

Respecto de haberse presentado a la comisaría y que la defensa presentó como atenuante basándose en el artículo 8, el magistrado diferenció que “está reservado en casos de que una persona eventualmente pueda cometer un delito en un despoblado donde nadie pueda tener conocimiento y la persona da cuenta y pone en conocimiento del sistema jurídico que se cometió un delito y que además pudo haber huido; lo que no resulta en este caso, porque el accidente fue de público conocimiento, en cuanto a que había testigos, cámaras de seguridad y Carabineros ya sabía quién podía ser la persona”, argumentó.

 

Familia afectada recibe asesoría legal del Ministerio del Interior y del consulado español

La familia del turista español se encuentra en Punta Arenas a la espera de la entrega del cuerpo por parte del Servicio Médico Legal, y mientras tanto, reciben la asesoría legal de la abogada Natacha Oyarzún, coordinadora regional del Centro de Apoyo a Víctimas, del Ministerio del Interior, quien estuvo presente en la audiencia judicial. “Hemos comparecido a nombre del hijo de la persona fallecida. Vamos a ver como evoluciona esto en el tiempo, por ahora es importante representar a la familia, a sus intereses”. 

En tanto, el vicecónsul de España en Magallanes, Rodrigo Fernández, indicó que “tomamos contacto con ellos (la familia), los estamos ayudando en los trámites para poder llevarse el cuerpo y la familia se iría entre el miércoles y jueves. Están evidentemente, destrozados y la ayuda que se les está dando es la que se necesita para que estén más tranquilos y agilizar los trámites. Ellos eran seis al momento del accidente y mañana (hoy) llegan otros familiares para retirar el cuerpo”.

 

Gremio del turismo exige a las autoridades mayor
dotación de carabineros para resguardar las calles

Frente a la tragedia automovilística que tronchó la vida de un turista español, la Asociación de Hoteles y Servicios Turísticos Torres del Paine (HYST), lamentó profundamente el atropello y posterior fallecimiento de un turista, que se encontraba a la espera de transporte con su grupo familiar para disfrutar de la experiencia Patagonia.

A través de una declaración pública, manifestaron su “indignación por la pérdida de una vida en manos de un conductor irresponsable, que además se dio a la fuga sin prestar ayuda”.

La organización gremial agrega que “llevamos años viendo como las carreras clandestinas y la conducción en estado de ebriedad se toman las calles en Punta Arenas, y pareciera que este problema lejos de desaparecer crece día a día. Necesitamos terminar con esta sensación de inseguridad. No es posible que estos conductores superen a quienes velan por nuestra protección. Por esto, exigimos a las autoridades comunales, regionales que cumplan con una estricta labor preventiva, de resguardo y de control en las calles de Magallanes, dotando a su vez de mayor presencia de efectivos de carabineros en la ciudad que resguarden el cumplimiento de la ley. Hechos como este, donde lo más lamentable es la pérdida de una vida, afectan de gran manera la sensación de seguridad tanto de la comunidad como de nuestros visitantes, y no pueden volver a ocurrir”.