Necrológicas

– Isabel Gallardo Pérez

– Olaf Frank Yaksic Dobson

– María Teresa Pacheco Pacheco

– Bartolomé Segundo González Rojas

Instituto de la Patagonia: el primer eslabón de la Umag para acercar ciencia e historia patrimonial a la comunidad

Martes 14 de Marzo del 2023

Compartir esta noticia
210
Visitas

Su impulsor, el ex intendente y Premio Nacional de Historia, Mateo Martinic, evoca que el instituto fue parte del deseo de querer impulsar una universidad regional hace 60 años.

El rector de la Universidad de Magallanes, José Maripani, espera que pueda concretarse a futuro el ansiado centro de visitantes y su directora, Flavia Morello, adelanta que se trabaja en un plan maestro del recinto.

“Recién a finales del año 2022 diría que el Instituto de la Patagonia y el campus, todo este espacio que es tan importante para la ciudad de Punta Arenas, fue retomando y un poco recuperándose de los diversos impactos que nos generó la pandemia que afectó a todo el mundo”, señala la directora del Instituto de la Patagonia, arqueóloga Flavia Morello

En plena Avenida Bulnes, una de las principales vías de acceso a Punta Arenas, destaca la gran muestra de carruajes a tracción animal y vapor que fueron usados por el pasado pionero a fines del siglo XIX y comienzos del XX en la Patagonia. Esto es parte del Museo del Recuerdo, una de las unidades que funciona al amparo del Instituto de la Patagonia fundado un 2 de marzo de 1969.

Al cumplirse sus 54 años este recinto que partió en forma autónoma y que en 1985 fue incorporado a la Universidad de Magallanes se ha transformado en el primer eslabón de la Umag para acercar a la ciencia y la historia patrimonial a la comunidad regional, nacional e internacional.

El ex académico de la Umag, Premio Nacional de Historia 2000, escritor e historiador Mateo Martinic Beros, se enorgullece por haber gestionado el nacimiento del Instituto hace 54 años: “Mirando hacia atrás y en particular la trayectoria del Instituto de la Patagonia, estoy cada vez más contento de haberle dado vida, de haberlo impulsado y haberlo llevado adelante”, al tiempo que añade que ya estamos en 2023 y diariamente en prensa escrita, radio y televisión autoridades y los mismos académicos de la universidad destacan que una de las potencialidades de Magallanes es la ciencia y el desarrollo científico que puede contribuir al adelanto del territorio y de su gente.

Recuerda que tras ser nominado intendente de Magallanes durante el gobierno del Presidente Eduardo Frei Montalva, uno de sus objetivos fue crear una universidad regional que fuera para Magallanes y que llevara el nombre Patagonia, pero no fructificaron las gestiones porque era el tiempo que el país solamente mantenía ocho universidades. Además, se había creado la entonces sede local de la Universidad Técnica del Estado, pero él insistía en una universidad regional.

Al no fructificar esa aspiración se fijó en el modelo de la Fundación Bariloche que le permitió pensar en el Instituto de la Patagonia. Así proyectó un centro dedicado fundamentalmente a la investigación científica, al desarrollo en los campos de la hortícultura, difundirlo en la población. “Era para nosotros. Un servicio cultural, intelectual, académico que se daba a la comunidad para que ella fuera la receptora y que finalmente aprovechara en el mejor sentido, para su bienestar, todo ese esfuerzo. Así seguimos hacia adelante. No fue tarea fácil. Las zancadillas estaban en todas partes. Fue casi una locura personal, pero llegamos y hoy podemos hablar de 54 años”, advierte.

Para Mateo Martinic lo valioso es que todo lo realizado está a la vista: “Nada está oculto. Todo disponible, todo verificable y cuando ya no fuimos viables económicamente y después de haber hecho todos los esfuerzos por todos lados, decidimos finalmente la incorporación a la Universidad de Magallanes que era el fruto de la transformación de aquella sede de la Universidad Técnica del Estado. En tiempos de la dictadura se crearon primero los institutos profesionales y luego el año 1981 las universidades y apareció como derivada. No nos quedó otra alternativa. Y nos incorporamos. Fuimos conviviendo juntos. Yo convencido de que esa unión y el curso del tiempo y el ejemplo que estábamos brindando con nuestro trabajo silencioso, que habíamos partido de cero y habíamos generado una comunidad que pensaba, trabajaba, difundía, que ya se vinculaba con otros académicos del país y del mundo, eso iba a fructificar”.

Centro de visitantes

El rector de la Universidad de Magallanes, José Maripani, destaca la visión pionera y futurista que tuvo el historiador Mateo Martinic cuando se imaginó un lugar donde se podía mantener y preservar los patrimonios de Magallanes y además de eso investigar los enormes recursos naturales que tiene nuestra región y bajo esa perspectiva considera que en el Instituto de la Patagonia la misión está cumplida.

“Tenemos un hermoso Museo del Recuerdo que se va potenciando y preservando, tenemos colecciones de muchos tipos, arqueológicas, tenemos uno de los mejores herbarios de la Patagonia, además se avanzó en los procesos de digitalización. Hoy día está disponible para toda la comunidad y el mundo la biblioteca digital Aike”, señala.

Respecto a cómo le gustaría proyectar al Instituto de la Patagonia para las futuras generaciones, responde que hay muchos desafíos, pero prioriza un proyecto de larga data que se relaciona con disponer de un centro de visitantes que sea un lugar especialmente diseñado para que la comunidad conozca en mayor profundidad colecciones que pueden ser transitorias y enriquecer aún más el conocimiento que se tiene de este territorio austral.

“Por otro lado tenemos que pensar cómo hacemos para que más jóvenes y niños se interesen por los estudios de los aspectos científicos. Así que creo yo que los desafíos que tenemos para y con el Instituto de la Patagonia son realmente muy importantes y seguro que nos van a hacer repensar la forma en que vamos a entender este laboratorio natural que es la Patagonia chilena, toda la sección de Fuego-Patagonia”, destaca el rector de la Umag, José Maripani.

Diseño del plan maestro

Para la directora del Instituto de la Patagonia, arqueóloga Flavia Morello, los 54 años de aniversario reflejan un periodo positivo. “Recién a finales del año 2022 diría que el Instituto de la Patagonia y el campus, todo este espacio que es tan importante para la ciudad de Punta Arenas, fue retomando y un poco recuperándose de los diversos impactos que nos generó la pandemia que afectó a todo el mundo”.

Agrega que en ese aspecto visualiza con nueva fuerza que se van incorporando nuevos investigadores, las mismas áreas de estudio vinculadas con las ciencias naturales y antártica se verá reforzada con la incorporación del Centro de Investigación Gaia Antártica al Instituto de la Patagonia, más otros nuevos investigadores, que a través de proyectos, van dando impulso y juventud a este gran desafío de tantos años.

Sin embargo, destaca que como campus el instituto tiene el gran desafío de articular muchas unidades dentro de la Universidad de Magallanes. “Somos un campus complejo y en ese sentido vamos avanzando con el apoyo de un proyecto del Ministerio de Educación para efectivamente ir generando un plan maestro, visualizar cómo vamos a proyectar este espacio que se ha vuelto tan importante en la ciudad de Punta Arenas”. Y con el plan maestro se proyectarán en el reto de efectivamente consolidarse como un polo patrimonial en un espacio privilegiado dentro de la ciudad.

Mateo Martinic celebra que hoy la Universidad de Magallanes, con su rector José Maripani, se ha logrado destacar lo relevante de la incorporación del Instituto y “esa tarea trascendente, entregó toda su historia, todo su acervo, a una universidad que finalmente ha venido a lo nuestro. Se cumplió aquello que yo pensé hace 60 años atrás, fue larga la vuelta, no importa, pero se hizo, ahí la tenemos”.