Necrológicas
Desde hoy al 11de abril en el Casino Dreams

“La forma del agua II”, la exposición de Trina Vildósola Espaliat

Martes 12 de Marzo del 2024

Compartir esta noticia
188
Visitas

El agua y su movimiento dan origen al patrón que tejo como mallas en hilos de fibras naturales, para luego inmortalizar su movimiento en volúmenes o en tinta sobre un lienzo”.

Así explica Trina Vildósola Espaliat el trabajo que, a partir de hoy, dará vida a la exposición “La forma del agua II”, el cual se exhibirá hasta el 11 de abril próximo en la sala Tierra del Fuego del Hotel Casino Dreams.

“Materialidades como el hilo, gel de linaza, masa madre y yeso permiten que la forma del agua que deseo retratar tome lugar en el mundo físico. Al mismo tiempo, estudio el agua desde su arquetipo sensible y emocional, utilizando esto último como una metáfora dentro de mi trabajo. Tanto lo que vemos en el mundo físico-material en relación a patrones y formas acuáticas, podemos encontrarlo en nuestro interior, a través de nuestras emociones y sensibilidad. El agua está tanto dentro como fuera”, sostiene la joven artista.

Esta es la primera vez que expone en Punta Arenas y en su muestra se podrá apreciar obras con diversas técnicas como:  textiles, cianotipia sobre papel, fotografía digital, bordado en hilo, escultura textil, grabado de malla textil en tinta china y acrílico sobre tela, grabado frottage textil de malla, etc. 

Trina Vildósola Espaliat nació en Santiago en 1997. Es Licenciada en Artes Visuales de la Universidad Finis Terrae mención escultura. 

Su trabajo se desarrolla principalmente en torno a lo textil y al agua, utilizando técnicas de autoría de tejido y el bordado para confeccionar sus obras, que complementa con técnicas como el grabado, la instalación, fotografía y edición digital.

“En un mundo donde la falta de agua es tanto a nivel físico como a nivel de trato sensible entre humanos y el entorno, creo espacios y obras buscando aclarar el entorno, invitando a través de mi trabajo a habitar el agua, comprendiéndola como un elemento mágico en nuestra tierra, que nos llena de vida y que desde su peso simbólico y arquetípico nos guía en el desarrollo de nuestro racional emocional. En mi obra doy forma a todas mis aguas internas y el habitar de mi sentir se ve retratado en cada forma y visualidad expresada a través del material. Habitar la forma de nuestras aguas es la medicina que nos falta como humanidad para el desarrollo de un mundo más coherente y conciente con su entorno y la vida que lo habita”, plantea Trina Vildósola.