Necrológicas

El rol de los traductores

Domingo 31 de Marzo del 2024

Compartir esta noticia
252
Visitas

Ya es una característica de los comunicadores sociales de servicios públicos y de empresas que cuando a sus jefes, los colegas reporteros les estén haciendo preguntas difíciles que les complica responder, griten “¡Se terminó!” o “¡No más preguntas!”, cortando se imprevisto la entrevista. Eso, justo cuando es lo que desean escuchar o leer las comunidades a las que van dirigidos los hechos que autoridades o ejecutivos manejan. Eso pasó en Porvenir con la traductora que acompañó al canciller croata.

Tras la grata visita del dignatario Gordan Grlic-Radman y la embajadora de ese país, Mira Martinec y comitiva, con el magnífico recibimiento dispensado por el club de colonia, el ministro eslavo ofreció un punto de prensa al término del acto realizado en el Cinema Porvenir. Tras dar sus impresiones, todas favorables y de gratitud sobre la ciudad y sus anfitriones, el canciller accedió a referirse a temas de carácter internacional.

Al preguntársele cómo veía su país la condena del gobierno de Chile a los ataques de Israel contra los civiles palestinos de la franja de Gaza, extrañamente la respuesta, conocida a través de la traductora Martha Tomicic, fue que “Croacia condena abiertamente el ataque de Hamas contra la nación de Israel…”, etc. Es decir, se desdibujó la interrogante.

Al insistírsele que la pregunta era el respeto a los derechos humanos de los habitantes palestinos de Gaza, la traductora, con mirada airada alzó la voz diciendo: “¡Tiempo!, no hay tiempo para más preguntas”, “guillotinando” la conversación y dejando con cara de extrañeza -y sin entender nada- al ilustre visitante. Y de paso, tampoco hubo posibilidad de conocer las impresiones de la representante de su país en Chile.