Necrológicas

 – Alejandra Marzi Aravena

“Es un tesoro y está en la Plaza Manuel de Salas”, la lúdica jornada cultural de la Escuela 18 de Septiembre

Jueves 9 de Mayo del 2024

Compartir esta noticia
44
Visitas

El evento cultural en el que participaron los estudiantes de los terceros y cuartos años básicos de la Escuela 18 de Septiembre fue una verdadera fiesta del aprendizaje y la exploración literaria.

Al ser invitados por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, junto con el Centro Juan Wesley, los niños y las niñas tuvieron la oportunidad de celebrar el Día del Libro de una manera muy especial y activa. El lugar elegido para esta aventura fue el barrio 18 de Septiembre, un escenario urbano que se transformó en un gran tesoro literario para los participantes.

La actividad consistió en una búsqueda de libros, donde los ejemplares fueron cuidadosamente escondidos por los organizadores, convirtiendo las calles y rincones del barrio en un mapa del tesoro lleno de sabiduría y entretenimiento. 

Los estudiantes, acompañados de sus profesores y guiados por la emoción de descubrir, recorrieron diversas áreas buscando estos “tesoros”, lo que no sólo les permitió encontrar nuevos libros para leer, sino también aprender a trabajar en equipo y desarrollar habilidades de investigación y observación.

Valentín Aguilera Gómez, seremi de Educación, estuvo presente durante el evento, subrayando la importancia de estas actividades en el marco del Plan de Reactivación Educativa del Ministerio de Educación. 

“Felicitamos esta iniciativa organizada por la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que está muy alineada con lo que nosotros buscamos desde el Ministerio de Educación, a través de nuestro Plan de Reactivación Educativa, que tiene entre sus líneas el Fomento Lector que trabajamos intersectorialmente con otras carteras de gobierno”, comentó.

El evento culminó el Mes del Libro, periodo durante el cual se realizaron múltiples actividades para promover la lectura entre estudiantes de todas las edades. Esta particular jornada fue destacada tanto por su originalidad como por su impacto, dejando una impresión duradera en todos los que participaron, y reforzando el mensaje de que los libros son, de hecho, un tesoro valioso que merece ser buscado y celebrado.