Necrológicas

El “Ejército Fantasma” que engañó a Hitler y aseguró el éxito del desembarco de Normandía

Viernes 7 de Junio del 2024

Compartir esta noticia
227
Visitas

El desembarco de Normandía, el asalto militar que inició el final de la Segunda Guerra Mundial -algo que se concretaría un año después-, conmemora ayer su 80° aniversario. Sin embargo, detrás de la contraofensiva aliada en Europa hubo una maniobra de Inteligencia a gran escala, una carnada para los observadores nazis de Adolf Hitler.

Después de utilizar estrategias de camuflaje en el Norte de África, donde el Ejército de Alemania fue sorprendido por los británicos, quienes consiguieron acercar tanques y cañones haciéndolos pasar por camiones comunes, el modelo fue replicado por Estados Unidos en las costas del canal de la Mancha.

Convocando a milicias que provenían del arte, el diseño acústico y el montaje cinematográfico, y unas pocas tropas militares, la costa británica se transformó en la locación de un ejército falso, compuesto por tanques inflables, transmisiones radiales falsas para entregar información incorrecta a los nazis y un escenario con ruidos de cañones y aviones que no existían.

Dover fue el sitio elegido para llevar a cabo la operación a manos del 23° Cuartel General de Tropas Especiales de Estados Unidos, a 50 kilómetros de las costas francesas de Calais, donde los hombres de Adolf Hitler aguardaban un inminente ataque.

A sabiendas de que el führer esperaba el avance por Calais, basándose en la lógica de que ese era el punto de menor recorrido entre las costas francesas y británicas en el Canal, los servicios de inteligencia comenzaron el montaje de señuelos.

Para el ‘Ejército Fantasma’ fueron convocados 1.100 hombres que tenían la misión de simular que eran soldados estadounidenses. Durante esas semanas previas al desembarco de Normandía, estos civiles utilizaron sus destrezas para actuar como militares.

Mientras los ojos de los nazis estaban puestos en Calais, se lanzó la definitiva operación Overlord, las maniobras conjuntas de Reino Unido, Canadá y Estados Unidos en cinco puntos de playas normandas, dando inicio a una de las batallas más icónicas de la Segunda Guerra Mundial y que inició el camino aliado a Berlín.

BioBioChile