Necrológicas

“Como familia pedimos y exigimos que no quede impune este crimen atroz, que realmente se haga justicia”

Viernes 14 de Junio del 2024

Compartir esta noticia
34
Visitas

Su pesar por la determinación de los magistrados del Tribunal Oral de Punta Arenas, Constanza Sutter, Julio Alvarez y Guillermo Cádiz, de absolver y decretar la inmediata liberación de los dos imputados por el asesinato en enero de 2023, en Porvenir, del conocido esquilador, deportista de jineteadas y trabajador de campo, Marcelo Paillán Nahuelcar, de entonces 44 años de edad, manifestó su hermana, quien junto a su familia reside y trabaja en la capital fueguina, Jessica Muñoz.

Los imputados, Claudio Marcelo Barría Navarro y Juan Herminio Luna Pardo, como se recordará, recobraron la libertad tras el fallo judicial. Un tercer implicado y dueño de la casa habitación donde se produjo el alevoso crimen, Jorge Andrés Brzovic, fue declarado inimputable tras una pericia psiquiátrica, por lo que permanece hospitalizado.

Debido a la violencia ejercida en la muerte de su hermano y a que dejó una pequeña hija enferma, sin padre y sin apoyo del sustento que éste le proporcionaba, Jessica Muñoz se manifestó apesadumbrada por no recibir la justicia que reclama la familia.

Testigo se autoimplicó

“El día 9 de enero de 2023 recibimos una terrible noticia como familia y para nuestro Porvenir, ya que Marcelo Paillán era muy querido y conocido con el apodo ‘Pallita’. Ese día le quitaron la vida a mi hermano, con sólo 44 años, donde hubo un testigo que mencionó muchas veces que estas tres personas le quitaron la vida a golpes de pies y puño y con un elemento contundente”, comenzó recordando la joven.

“Y cuyo certificado de defunción certifica que ‘la causa de su fallecimiento fue traumatismo fraseo cráneo encefálico’ y aún así, se les deja en libertad inmediata a estas personas, y en la audiencia uno de ellos dice: ‘quiero decir unas palabras, pido perdón a Jessica y a la tía Juana. Me arrepiento por haberle pegado a mi amigo’, y la pregunta que se hace Jessica es ¿que pasó aquí?”.

“Sólo pedimos que se haga justicia real, porque mi hermano dejó a una pequeña de 4 años con un diagnóstico grave para su corta vida: parálisis cerebral y epilepsia crónica. Por esa doble enfermedad, mi sobrinita debe viajar constantemente a la ciudad de Punta Arenas a médico y hoy, con esta sentencia absurda e injusta, la han dejado todavía más desamparada y sin ofrecer la justicia que merece su padre”, lamentó la hermana de la víctima.

Rechazan impunidad

“Como familia pedimos y exigimos que no quede impune este crimen atroz, que realmente se haga justicia, aunque sabemos que con un fallo de culpables a mi hermano no lo volverán a la vida, pero sí pagarán un castigo que merecen”. Ante la reciente absolución de los dos imputados, confesos inicialmente, la atribulada hermana del asesinado espera un nuevo fallo en derecho, comentando: “Por lo que se hizo, nos resta sólo esperar y apelar”.