Necrológicas

OS-7 de Carabineros lo detuvo con 14 kilos de marihuana avaluada en 280 millones de pesos

Viernes 14 de Junio del 2024

Compartir esta noticia
3,046
Visitas

Lucas Enrique Avila Arancibia nunca imaginó que la persona que el miércoles en la tarde le entregó tres paquetes con 14 kilos de marihuana en el estacionamiento de Sodimac pertenecía al OS-7 de Carabineros.

Así terminó uno de los procedimientos policiales más grandes de drogas de este año, gracias a una investigación gestada en Punta Arenas, la que se extendió a Puerto Montt, a la Región Metropolitana y que terminó con tres detenidos.

El OS-7 tenía la venía del fiscal Manuel Soto para investigar los antecedentes que manejaban, sobre una red de tráfico.

El hilo conductor llevó a los policías hasta Puerto Montt. Ahí tomaron contacto con un tal Patricio Navarro Ibacache, de 28 años, proveedor de diferentes traficantes de drogas en el país, incluido Magallanes, donde tenía dos clientes.

Navarro era proveído por un colombiano en Santiago y la droga la almacenaba en Puerto Montt.

En Punta Arenas uno de sus clientes era Avila. El 8 de junio el agente encubierto se juntó con Navarro. Este llegó a un estacionamiento público acordado previamente a bordo de una camioneta Ford de color negro. Bajó 13 paquetes de marihuana envueltos en alusa, con un peso total de 14 kilos 252 gramos. Al interior del vehículo tenía 17 millones de pesos y le incautaron un teléfono celular.

Nunca supo que la mercancía se la estaba entregando a un policía, hasta que en segundos aparecieron en el lugar efectivos del OS-7 y lo detuvieron.

Compareció a control judicial en Puerto Montt donde Navarro fue formalizado por tráfico de drogas y quedó en prisión.

Detenido en Punta Arenas

A esas alturas ya manejaban el nombre de Lucas Avila, como receptor de la droga en Punta Arenas.

Los policías trasladaron la marihuana y utilizando la misma táctica que con Navarro, lo citaron el miércoles último, a las 16,30 horas, en el estacionamiento del Homecenter Sodimac.

Avila llegó a bordo de un Uber y al bajarse un sujeto se le acercó y le dijo que le traía el encargo. Era el agente policial encubierto que le pasó los 14 kilos de marihuana.

Sin imaginar lo que le esperaba, y jurando que todo había salido a la perfección, cuando procede a guardar la droga le “caen” los policías y hasta ahí llegó el comercio clandestino.

En prisión

Ayer este sujeto, practicante de judo en Puerto Natales, compareció a control de detención en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, donde el fiscal Manuel Soto lo formalizó por tráfico de drogas.

Pidió la prisión preventiva sin encontrar oposición en la jueza de turno Mónica Mancilla, por los 90 días que se determinaron como plazo para el cierre de la investigación.

Como antecedente relevante de esta investigación aparece otro nombre vinculado al tráfico de drogas. Un tal Diego Norambuena, amigo de Avila en Natales, quien enviaba droga a Magallanes.

El viernes 7 de junio fue detenido en la Ruta 5, a la altura de La Calera, portando 6 kilos de marihuana, cuyo destino final era Punta Arenas. Quedó en prisión en Quillota. Pero lo curioso, dijo el fiscal, es que estando encerrado siguió haciendo contactos desde la cárcel con Lucas Avila y el agente revelador.