Necrológicas
  • Ramón Leonidas Vera González
  • Fabiola Mansilla
  • María de Lourdes Muñoz vda. de Ortega
EDITORIAL

Erradicación del trabajo infantil

Por La Prensa Austral viernes 14 de junio del 2019

Compartir esta noticia
39
Visitas

Por distintas circunstancias, muchos niños se ven enfrentados desde muy temprano al mundo del trabajo.

Actualmente en Chile el 6,9% de la población, entre 5 y 17 años, cerca de 230 mil niños y niñas, conforman el denominado Trabajo Infantil, de los cuales tan sólo el 03,% lo hace de manera protegida. La mayor concentración se encuentra en la macrozona sur (9,58%), seguida de la Región Metropolitana (6,67%), la ma-crozona centro (5,77%) y la macrozona norte (5,15%). En tanto, el 9,7% de los niños y niñas que viven en zonas rurales están en esta condición, versus el 6,1% de aquellos que viven en zonas urbanas.
La realidad del trabajo infantil en Chile está enmarcada en un contexto de relación directa con la pobreza, ya que el 70% de los niños, niñas y adolescentes en trabajo infantil pertenece el 40% de los hogares con los más bajos ingresos del país.

Este miércoles, al conmemorarse el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, las autoridades locales presentaron una campaña con el fin de concienciar acerca de la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicar esta realidad.

En 2019 unos 152 millones de niños todavía se encuentran en situación de trabajo infantil.

En Magallanes, según las autoridades del sector, han pesquisado dos casos, uno vinculado al quehacer de la salmonicultura y otro a faenas ganaderas.

Más allá de estas dos situaciones puntuales, en el acontecer diario uno ve a niños prestando tareas como empaquetadores en supermercados o vendiendo frutas en calles o en ferias. También hay otros que piden monedas a los automovilistas tras realizar malabarismos mientras dura la luz roja del semáforo.

Sin perjuicio de lo anterior, la autoridad laboral informó que durante el presente año se contabilizan en la región 24 contratos de personas entre 15 y 17 años registradas en la Dirección del Trabajo.

En ciertos casos esto revela un espíritu de superación de los menores. Pero, la mayoría de las veces responde a una carencia económica familiar.

No obstante, al ocupar su tiempo en estos menesteres, muchos de ellos arriesgan principalmente, su continuidad en el sistema escolar. Velar porque todos los niños vayan a la escuela y reciban una educación de calidad son las claves para prevenir el trabajo infantil.